Las hipotecas nuevas sobre vivienda cayeron un 32% en 2011

La crisis económica afectó de lleno al mercado inmobiliario y destruyó miles de empleos, pero la puntilla al sector la vino a dar la consiguiente restricción en la concesión de nuevos créditos cuando se hizo evidente que entrábamos en recesión y cundió la desconfianza en los mercados en allá por 2008. Desde entonces, el mercado hipotecario no ha conseguido levantar cabeza sino más bien todo lo contrario; ha encadenado una racha de descenso que dura años y no parece haber tocado fondo.

El pasado año tuvo lugar la caída más brusca en este sector: el número de hipotecas constituidas sobre viviendas se quedó en 409.337, una cifra que muestra una espectacular bajada del 32,6% respecto del año anterior, cinco veces más respecto al porcentaje registrado en 2010, que fue del 7%. Es el retroceso más pronunciado desde que comenzó la crisis.

Las cifras hablan por sí solas: al final del año 2007 se registró una caída del 6,7%, cosa que indicaba de manera precoz lo que estaba a punto de venirse encima. En 2008, que fue el año de la constatación definitiva del cataclismo, la concesión de nuevas hipotecas se redujo en un 32%, una cifra muy similar a la registrada durante este último año. Al año siguiente, la bajada se atenuó un diez por ciento y se quedó en un 22%. Finalmente, el 7% de 2010 parecía que indicaba el fin del ciclo bajista y marcaba el suelo del mercado hipotecario.

Nada más lejos de la realidad. La caída experimentada en 2011 viene a poner de manifiesto que queda crisis para rato. Según los datos difundidos este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE), el importe medio de las hipotecas constituidas sobre viviendas alcanzó el año pasado los 111.950 euros, un 4,3% menos que en 2010, mientras que el capital prestado se redujo un 35,5% en el conjunto del año, hasta los 45.825 millones de euros.

El capital de los créditos hipotecarios concedidos bajó un 36,4% en el conjunto del año, hasta los 77.962 millones de euros, en tanto que el importe medio de las hipotecas constituidas sobre el total de fincas ascendió a 119.241 euros, un 6,5% menos que en 2010. Las entidades por antonomasia a la hora de conceder este tipo de créditos siguen siendo las cajas de ahorros, que acapararon el 44% del total de préstamos hipotecarios del pasado año, seguidas de cerca por los bancos (42%) y de otro tipo de entidades financieras.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...