Las criptomonedas prohibidas en más países en 2021

En el año 2021 una mayor lista de países se ha sumado a la iniciativa de actuar en contra de las criptomonedas.

Algunos gobiernos del mundo están preocupados por la manera en la que las criptomonedas están ayudando a que personas de todas las clases hagan dinero. Se están descontrolando las fortunas de estos países y es algo que los gobiernos quieren controlar lo antes posible. Por eso, se están viendo muchas naciones en las que las criptomonedas han quedado prohibidas. A sus ciudadanos, los que pueden saltarse las barreras de lo que significa residir en un país bajo estas circunstancias, buscan refugio en las conexiones VPN y en la astucia para poder continuar con sus inversiones.

Hay quien dice que el problema de las criptomonedas es el desconocimiento y el miedo que tienen estos gobiernos por no saber qué está ocurriendo con el dinero de sus ciudadanos. Pero, aunque en algunos casos puede ser así, lo que está claro que preocupa más es la forma en la que se obtienen maneras “sencillas” de ganar grandes cantidades de dinero. Son, curiosamente, países en los que los ingresos medios de las familias están muy alejados de lo que se obtiene en otro tipo de naciones más libres y desarrolladas.

Los datos publicados en un informe sobre el recorrido de las criptomonedas en 2021, muestra que ya hay 42 países en los que estos valores digitales están prohibidos implícitamente, así como las 9 naciones en las que están prohibidas de una manera completa. Si comparamos con las cifras del año 2018, hay un aumento de 8 prohibiciones totales y de 15 implícitas.

¿Qué países se han sumado a la lista de prohibiciones?

En el último año el crecimiento ha sido tan preocupante como constante. Pero, sin duda, la nación que más ha dañado el mercado de la criptomoneda al prohibir estos activos ha sido China. La decisión del gobierno chino fue recibida con críticas y malestar general, tanto entre la población como por parte de empresas, inversores y grandes fortunas. China tenía una gran presencia en las criptomonedas, sobre todo en el Bitcoin, lo que derivó en que el mercado sufriera uno de los golpes más duros que se ha llevado en los últimos años.

Los demás países que han procedido con estas prohibiciones son Marruecos, Egipto, Bangladesh, Irak, Omán, Qatar, Túnez y Argelia. ¿Quién se podría a estar lista en el futuro? India ya ha tomado una decisión al respecto y, de momento, quieren regular las criptomonedas en vez de prohibirlas. Por su lado, Suecia y Estonia están dando paso a iniciativas que también podrían llegar a afectar al mercado de las criptomonedas, aunque quizá no con tanta gravedad como lo ocurrido con China.

Los dos tipos de prohibición

Antes hablábamos de prohibición implícita y prohibición absoluta. Son términos distintos que, aunque negativos en ambos casos, tienen algunas diferencias que conviene tener en cuenta. Las prohibiciones implícitas son las que llevan a que los bancos, entidades de tipo financiero o los criptoexchanges, no puedan ofrecer ningún tipo de servicio relacionado con las criptomonedas. Es decir, que Binance no podría proporcionar su servicio de exchange a los habitantes de estos países. Por supuesto, esa prohibición implícita deja muchas vías de improvisación a los ciudadanos, quienes se pueden buscar la vida con un servicio VPN o con otro tipo de herramienta.

Por su lado, la prohibición total es más drástica, puesto que son países en los que se estipula que tener criptomonedas o hacer transacciones con ellas es un delito. Eso deriva en que un ciudadano cazado usando una VPN podría llegar a verse sometido a prisión o castigos equivalentes, mientras que en una prohibición implícita los castigos y las normas se aplican más al medio en el cual se usan las criptomonedas.

Pronósticos para 2022

La buena noticia es que se está haciendo una clara división internacional entre aquellos países en los que las criptomonedas generan miedo y desconfianza entre los gobiernos, y los que las abrazan y aceptan. En la mayor parte de Europa las criptomonedas han entrado con fuerza como un activo más que tiene que pasar obligatoriamente por los controles de Hacienda y los impuestos.

De ahí que los traders europeos no tengan que preocuparse por poder seguir trabajando con este tipo de valores, puesto que la recaudación que se realiza de ellos es más que suficiente para que los gobiernos estén satisfechos. Eso sí, conviene no olvidar que las posesiones en criptomonedas son valores reales y que se tiene que dar cuenta de ellos a los organismos pertinentes. Al final, todas las posesiones económicas de los ciudadanos pasan a estar bajo control de estos organismos gubernamentales y es conveniente no intentar dejar nada escondido debajo de la almohada.

En 2022 las criptomonedas lucharán para asimilar su ausencia en China y reforzarán su mercado en los demás países. Por ahora, parece que, a este mercado joven, dinámico e innovador, todavía le queda cuerda para rato. La prueba de ello es el más que posible rebote que tendrá próximamente Bitcoin y que llevará a que la criptomoneda alcance nuevos máximos históricos.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...