La reconstrucción de Japón tardará más de cinco años

El terremoto y el posterior tsunami no solo han propiciado la debacle en lo que se refiere a pérdidas humanas y materiales, sino que Japón sentirá sus efectos socio-económicos durante muchos años, pues recuperarse de una tragedia de tales magnitudes no se hace de la noche a la mañana. Para empezar, si estuviésemos hablando de cualquier otro país con menos capacidad económica y recursos, la recuperación sería mucho más larga y costosa. No olvidemos que el país nipón es la tercera potencia mundial y que además cuenta con una gran cohesión social para enfrentarse a catástrofes naturales de esta índole. Pese a ello, lo que no se puede negar es que será necesario un tiempo para reconstruir carreteras, plantas de energía y viviendas. Un trabajo arduo que tardará más de cinco años en llevarse a cabo.

Así lo piensa la agencia Reuters en informaciones recogidas por El Mundo, que considera que el plazo estimado es bastante reducido a tenor de los destrozos de las localidades de la costa sur de la isla. Y es que no solo será necesario un tiempo para ejecutar dicha reconstrucción, sino también un estudio previo y en profundidad del terreno mediante estudios geotécnicos. Reuters nos recuerda también que en 1995, después del terremoto de Kobe, Japón necesitó menos de cinco años para volver a su situación inicial. Sin embargo, la proporción de los destrozos actuales es de tal magnitud que los trabajos ya se comparan con los de la II Guerra Mundial.

Cinco años para la reconstrucción / Getty Images

El coste de la reconstrucción será de unos 180.000 millones de dólares o, lo que es lo mismo, un 3% de la producción económica anual de Japón. Todo ello en un país cuya deuda supone ya el doble de su producción, que se calcula llega a los 5 billones de dólares. Por ahora no se prevé una subida de los tipos de interés y se espera que la construcción y las industrias circundantes experimenten un espaldarazo a corto plazo que reactive la economía, sobre todo en las provincias más afectadas por el terremoto. No obstante, y a largo plazo, se pretende hacer esfuerzos para que dichas regiones no sean demasiado dependientes del ladrillo.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...