La prima de riesgo supera los 500 puntos básicos

España ha alcanzado los 500 puntos básicos en la jornada del miércoles 16 de mayo. De esta manear, el bono español se paga con un diferencial de intereses del 6,49% respecto al bono alemán. Los 500 puntos básicos marcan la barrera psicológica de aquellos países que han sido intervenidos por la Unión Europea y los que no. No es de extrañar que haya cambios en poco tiempo, ya que un país no puede mantenerse con esa prima de riesgo. España se ve así arrastrada por la crisis griega y por la profunda contaminación de su sistema financiero.

¡Cómo se ha levantado hoy la Bolsa! Por primera vez desde que existe el euro, la deuda española posee un diferencial con respecto al bono alemán del 6,49%: una barbaridad. España se asoma así al abismo y presenta una serias credenciales de ser rescatada. No sería raro que a lo largo de la semana desde el Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional o el Banco Central Europeo se tomara una decisión para rescatar la economía española. Los 464 puntos básicos alcanzados el 21 de noviembre con el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero ya supusieron un antes y un después en la historia de la deuda española. Por aquel entonces se sospechaba de la fiabilidad de España y la sombra de un rescate amenazaba el tiempo de cambio.

Mariano Rajoy

Fueron precisamente las elecciones generales y el cambio de gobierno los que provocaron que la prima de riesgo no subiera y se mantuviese en la franja que va de los 300 puntos básicos a los 400. Ya se sabe que los cambios de timón van muy bien para este tipo de casos, ya que ayuda a recuperar la confianza de los inversores. No obstante, la prima de riesgo española se quedó en un territorio hostil, ya que ni se recuperaba plenamente ni entraba en zona de peligro con firmeza. A lo largo de los meses fueron saliendo trapos sucios, sobre todo, referido al deficiente modelo de financiación de las Comunidades Autónomas y a la gran contaminación que padecían los bancos españoles por culpa de sus inversiones en el ladrillo. Las agencias de calificación no dudaron en bajar semana sí, semana también las notas de dichos organismos. Así el miedo se palpaba en el ambiente y el desastre ocurriría tarde o temprano.

Desde el pasado de abril, antes incluso, la prima de riesgo española se colocó por encima de la franja de los 400 puntos básicos, una barrera psicológica difícil de superar. El gobierno español se limitó a subastar bonos y el Tesoro colocó un gran cantidad de títulos de deuda pública. Pan para hoy, hambre para mañana. Los analistas ven como clave de esta situación que la prima de riesgo haya permanecido durante tanto tiempo por encima de los 400, concretamente, más de un mes. La reacción del gobierno se ha efectuado a cámara lenta, cuando se necesitaban soluciones firmes, duraderas e inmediatas. Así hemos llegado al punto en que otras economías han sido rescatadas. Ya hemos superado los 500 puntos.

Foto: ppcantabria

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...