La luz, el gas y los trenes serán más caros en 2011

Luz: 3,2€ más al mes

Te dijimos en torno al 10% y así ha sido. Desde hacía un tiempo, la factura de la luz amenazaba con una subida que paliase el descomunal déficit de las eléctricas, situado alrededor de los 20.000 millones de euros. Pues ayer nos enteramos de lo que ya es una realidad: a partir del 1 de Enero de 2011, la luz costará a los españoles un 9,8% más. Este incremento que está a punto de producirse no tiene antecedentes y supone la mayor subida desde 1983. Es más, significa cuatro veces el IPC de 2010, puesto que los precios subieron un 2’3%.

En dinero, ese 9,8% del que hablamos se traduce en una subida de 3,2 euros mensuales según el Gobierno, aunque desde El País se apunta a los 4,25. Los que no tendrán que acatar con estos porcentajes serán aquellos usuarios cuya contratación sea menor a los tres kilovatios. También los hogares que cuenten con el bono social se verán exentos de pagar la subida, ya sea porque tienen a todos sus familiares en paro, porque son familia numerosa o porque se sustentan gracias a pensiones mínimas.

Para 2013, y a raíz de esta subida en las tarifas, las eléctricas tienen la obligación legal de acabar con el déficit que ahora mismo llevan a sus espaldas.

Gas: 0,56€ o 1,66€ más al mes

No sólo la luz sino también el gas sube este año por encima de la inflación. Un tanto mayor que el 2.3%, la media para la factura del gas natural se sitúa en el 3,9%. Y decimos ‘media’ porque existen dos tipos de tarifa. Para la T1, aquella que no cuenta con calefacción, el incremento es del 4,14%; mientras que la T2, con calefacción y un mayor consumo, sube un 3,87%. ¿De manera tangible? 0,55€ al mes para la T1 y 1,66€ para la T2.

¿Lo único que no sube? El AVE.

Renfe: billetes cotidianos más caros

En lo que respecta a Renfe, las subidas que se operan vuelven a superar la inflación del 2,3%. Los Cercanías y Media Distancia corrientes se incrementan en un 3,11%, mientras que los servicios calificados como Avant (los Media Distancia de alta velocidad) lo hacen un 4,8%. Eso sí, los bonos mensuales y los billetes de varios viajes se quedan en el 2,3%, para la (relativa) tranquilidad de los usuarios más habituales. Lo que no sube es, en cambio, el AVE. El objetivo es mejorar la competitividad de este servicio, por encima de los autobuses y, sobre todo, del avión. Por ello, y como has visto, el billete ordinario nos saldrá mucho más caro.

Artículos relacionados
Los españoles pagarán la deuda de los gobiernos con las eléctricas

Foto por calafellvalo en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...