La extrema pobreza cae a su nivel más bajo de la historia

El número relativo de personas con necesidades absolutas se sitúa en el 9,6% en 2015, muy por debajo del 37,1% de 1990.

pobreza

Decir que 700 millones de personas viven en una situación considerada de extrema pobreza no puede ser interpretado como una buena noticia de ninguna de las maneras. Una cifra insultante que se ensaña particularmente con el continente africano, con elevadas cotas de mortalidad infantil. Dentro de esta gran tragedia, hemos conocido un pequeño resquicio para la esperanza gracias a los datos facilitados por el Banco Mundial. Este organismo dependiente de la ONU asegura que el índice global de extrema pobreza es ya el más bajo de la historia.

Con la precaución a la que obliga la crítica situación de centenares de millones de personas, el BM cifra en 702 millones de personas el número de quienes padecen la conocida como pobreza extrema, lo que supone que el porcentaje de la población mundial afectada es del 9,6%. Esta cifra supone que, por primera vez en la historia, quienes padecen una situación de máxima necesidad suponen menos del 10% de la población. Por consiguiente, la tendencia que se esconde tras los datos es positiva dentro de la gravedad.

El presidente del Banco Mundial, Jim Yong Kim, ha celebrado con la debida cautela los datos y ha asegurado que el mundo puede alcanzar el tan deseado objetivo de ver la extrema pobreza por debajo del 3% en 2030. Eso sí, el anhelo último de acabar definitivamente con la miseria absoluta sigue estando muy lejos, debiendo centrarse en reducir progresivamente las tasas. Ahora bien, en 2012 el porcentaje de personas con grandes carencias era del 12,8% (unos 900 millones de personas). La mejoría es, pues, palpable.

Es más, si echamos la vista atrás y examinamos los datos de los últimos veinticinco años, la sensación de avance es todavía más acusada. En 1990, un considerable 37,1% de la población vivía en la extrema pobreza; al final de esa década había caído al 29%; y en 2011 era ya del 14,2%. En cuanto a la distribución continental de esta lacra, África sigue contando con algo más de un 40% de su población afectada.

Vía: El País

Foto: thomas koch / Shutterstock.com

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...