La deuda portuguesa alcanza máximos

La vara de hierro con la que la agencia de calificación Moody’s golpea a los estados susceptibles de derrumbarse ante los mercados ha vuelto a la carga, y con fuerzas renovadas. Si es que alguna vez pensamos que estábamos salvados. Los peligros ante un desbarajuste en Grecia se acrecientan ahora que Moody’s ha decidido bajar su nota en lo que respecta a su solvencia, y varios escalones. Los efectos no han hecho más que sucederse y la tensión en los mercados se incrementa. El Estado miembro que más sufre esta tendencia es Portugal, cuyos intereses por deuda se han visto incrementados hasta alcanzar máximos. Así, y siempre según fuentes de EFE recogidas por El Mundo, en los últimos cinco, siete, ocho, diez y quince meses los intereses de los títulos se pagan a casi más del 7,5%  en el mercado secundario.

El presidente de la República, Cavaco Silva, elegido el 23 de enero de 2011 / Getty Images

Estos datos revelan que Portugal ha estado casi veintidós semanas por encima del 7%, un porcentaje límite que se considera como la barrera psicológica para comenzar a pensar en un posible rescate. Como vemos, nada nuevo bajo el sol en esta continua oscilación en lo que respecta a la desconfianza de los mercados desde que se disparase la crisis económica. Portugal, del mismo modo en que lo hacen Grecia e Irlanda, lucha con uñas y dientes contra un posible rescate por parte del Fondo Permanente. De hecho, al país luso le espera una dura prueba para convencer al mundo de su solvencia: este miércoles, según anuncia El País, Portugal emitirá entre 750 y 1.000 millones de euros como subasta de deuda a tres años. Pese a su esfuerzo, el rescate a Portugal es de todo menos improbable.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...