La bestia negra cabalga entre nosotros

El espectro de la crisis financiera ha sacado ha relucir el arsenal del proteccionismo económico. Si los gobiernos no detienen esta plaga, a la larga agudizaran aun más la intensidad de la crisis.

Barreras

Barreras

El demonio de la crisis, ha traído de vuelta el fantasma del proteccionismo económico. Medidas como el “Buy America” implícito en los planes de reactivación del presidente Barack Obama, o el «British jobs for British workers» que impulsa el Primer ministro británico, Gordon Brown, se hallan entre las más implícitamente proteccionistas, pero aquellas constituyen solo la punta del iceberg.

En la última edición del boletín electrónico del Banco Mundial (BM) el presidente de dicha institución, Robert Zoellick,  deplora y denuncia el hecho de que de acuerdo a un reciente informe del BM  17 de los miembros del G-20 hayan implementado un total de 47 medidas de índole proteccionista.

Zoellick, declara «Los líderes no deben prestar atención al canto de sirenas que lanza el proteccionismo, bien sea para el comercio, paquetes de estímulo o rescates». El temor tácito es que el recrudecimiento del proteccionismo económico produzca una situación análoga a la de la década de los 30`s durante el siglo pasado, y que finalmente solo sirvió para empeorar la situación.



Si bien las medidas adoptadas por aquellos países no han alcanzado grandes efectos en el comercio internacional dado lo restringido de las áreas a las que afectan, muchos exportadores han visto de la noche a la mañana restringirse sus mercados de acción.

La carrera del proteccionismo recién está iniciando, recientemente China, ha ampliado los márgenes de exoneración fiscal para sus exportaciones. Otros países como Turquía, Indonesia, India y Rusia han recurrido a medidas arancelarias para la protección de sus industrias locales.

Los Estados Unidos han entrado en abierta violación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) en tanto impide la entrada de cualquier camión mexicano adicional a los que ya cuentan con un permiso. El pretexto ha sido aducir la inseguridad de los camiones mexicanos, a pesar de lo extenso de las pruebas en contra.
La medida es considerada un triunfo del lobby de los sindicatos camioneros en sus esfuerzos de una década por dejar de lado la competencia mexicana.

De acuerdo a los postulados del Banco Mundial la situación se agrava por los fracasos en la implementación de la Ronda de Doha, y solo el G20 en su próxima reunión podría ejercer cierta presión para aliviar las tendencias crecientes ante la implementación de medidas proteccionistas por parte de los diferentes países.

Puertas cerradas

 

Puertas cerradas

Convendría que los gobiernos empiecen a plantearse las experiencias recientes en proteccionismo económico y lo restrictivas que son en el largo plazo para el desarrollo de sus economías. Una medida de este corte a la larga genera todo un sistema dependiente de su mantención y por ende un poderoso lobby detrás de ello.

La ineficiencia y el mayor costo a largo plazo se aplican sobre la economía que aplica el subsidio, porque implementar una medida proteccionista, es implementar un subsidio a favor de una minoría y porque el producto subsidiado tendera a encarecerse y disminuir su calidad.

El caso de los camioneros mexicanos es simplemente un ejemplo ilustrativo de la forma en que algunos países reclaman en pos del libre comercio cuando les conviene pero no saben aplicar la libre competencia cuando les afecta a ellos. En especial podemos decir que Estados Unidos, no practica lo que predica.
En esas condiciones apelar al G20 y en especial a la “solvencia moral” de EE.UU en cuestiones de libre comercio es a lo sumo un mal chiste o una buena intención. Lo único que puede convencer a nuestros gobernantes es la demostración práctica de que el libre comercio es con creces más beneficioso que el proteccionismo y ello a pesar de los cantos de sirena del proteccionismo.

Más información en: worldbank
Imágenes: Daquellamanera, Intza

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...