La amnistía fiscal recauda 1.200 millones, menos de la mitad de lo previsto

El Gobierno esperaba recaudar 2.500 millones gracias al indulto tributario.

El Gobierno pretendía ingresar más de 2.500 millones con la aprobación de la amnistía fiscal, pero tal y como ha declarado hoy el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, la medida solo ha conseguido recaudar 1.200 millones. Pese a estos datos, el ministro ha declarado en el foro ‘Hacienda, administraciones y la salida de la crisis’ celebrado en la localidad malagueña de Mijas que «ha valido la pena realmente hacer una operación así en un momento como vive España», porque «permite recaudar mucho más en un momento vital para financiar los servicios públicos y conseguir alcanzar el objetivo de déficit público».

La controvertida medida permitía a los defraudadores legalizar el dinero negro si pagaban un 10% del total del dinero que se iba a declarar y un 8% si se trataba de cuentas ocultas en el extranjero. La amnistía fiscal entró en vigor en junio y finalizó el pasado 30 de noviembre. Según fuentes de Hacienda, el 93% de las personas que se acogieron a esta amnistía tramitaron su solicitud en noviembre, un total de 31.484 personas con un importe medio de 37.800 euros.

Desde su inicio, el proceso ha despertado el recelo de diferentes sectores a nivel de seguridad jurídica. Parte de la polémica residía en la desconfianza por parte de quienes declararían dinero negro, ya que exigían garantías de que después no serían perseguidos por Hacienda por cometer dicho delito tras legalizar su situación. El indulto tributario no fue recibido con buenos ojos por el PSOE, que espera la decisión del Tribunal Constitucional respeto a esta medida por considerar que va en contra de los principios expuestos en la Carta Magna. Incluso los inspectores fiscales expresaron su disconformidad con la amnistía fiscal por boca de Ransés Pérez, presidente de los Inspectores de Hacienda, quien declaró que la medida eran injusta y sentenció que se debería «crear un delito para quien ofrezca defraudar».

En su momento, la Dirección General Tributaria se vio obligada a publicar dos informes aclarando todos los aspectos de esta amnistía fiscal y tuvo que rectificar algunos puntos del decreto ley. También fue necesaria una orden ministerial para desarrollar los detalles del procedimiento iniciado por el Ejecutivo de Mariano Rajoy.

A pesar de todo, el ministro de Economía, Luis de Guindos, ha salido en defensa de la amnistía fiscal y ha intentado quitar importancia a la escasa recaudación por parte de Hacienda. «No es solo lo que se ha recaudado como consecuencia del proceso, sino lo que se recaudará en los próximos años» y ha continuado argumentando que este patrimonio aflorado está «gravado a futuro» y supondrá más ingresos a las arcas públicas.

Vía/ El País

Foto / ppcv

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...