Jean Tirole, Premio Nobel de Economía 2014

El jurado de los premios Nobel reconoce la labor del economista francés en el estudio de la competencia y las teorías contra los monopolios.

Un año más, el fallo de los premios Nobel ha vuelto a encumbrar a un economista por su contribución al estudio de la ciencia económica. En esta ocasión, el agraciado ha sido el francés Jean Tirole, cuyos manuales por cierto son de estudio casi obligatorio en la mayoría de facultades de Economía europeas. Tirole, de 61 años, es un erudito que compagina con asombrosa solvencia la creación de grandes teorías económicas y su aplicación. De hecho, su reconocimiento no causado ninguna sorpresa.

Desde su labor como profesor de la Universidad de Toulousse, el economista francés ha puesto especial interés en combatir, siempre desde el plano teórico pero con vistas a su puesto en práctica, las situaciones de monopolio y de distorsión de la competencia. Convencido de que la ausencia de competencia genera un grave daño a la salud económica de países, empresas y familias, Tirole asegura que liberalización y regulación deben ir de la mano. No se trata desde luego de un furibundo intervencionista, sino de un académico que reconoce la importancia de no precipitarse.

Y es que, las tesis de Tirole han servido de munición en algunos de los procesos judiciales más sonados contra grandes compañías. Lejos de abogar por extensas normativas homogéneas, el nuevo Premio Nobel invita a analizar cada caso de manera singular y a no forzar regulaciones que dotan de complejidad al sector. La regulación se entiende así como forma de garantizar la competencia y de dotar de fluidez al mercado, no como una herramienta para aumentar el poder de los controladores (presumiblemente, los Estados).

En los últimos tiempos el profesor francés había adquirido bastante notoriedad por sus teorías para frenar a Google, una de las empresas que más trasgreden las normativas sobre la libre competencia. Se trata de un caso en el que la respuesta no puede ser estrictamente judicial, sino garantizando que el resto de competidores no encuentren obstáculos más allá de su talento. Tirole también ha analizado algunos episodios de trastorno de la competencia en España, donde asegura que el mercado eléctrico es ineficiente.

Vía: El Mundo.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...