Japón entra en su quinta recesión desde 2008

La economía japonesa se contrae un 0,8% interanual en el tercer trimestre y da continuidad al mal dato de los tres meses anteriores.

abe

Hace ahora un año, el primer ministro japonés Shinzo Abe logró una aplastante victoria electoral que le dejaba con las manos libres para aplicar en toda su dimensión sus controvertidas ‘Abenomics’. Este término hace referencia al paquete de medidas económicas con las que el líder conservador planeaba y sigue planeando sacar al país de un estancamiento que suma ya 25 años. Sin embargo, los resultados siguen brillando por su ausencia y la economía nipona se halla atrapada en un círculo vicioso y sumamente inquietante.

Por segunda vez en otros tantos años y por quinta desde el crac de 2008, Japón ha entrado formalmente en recesión técnica. Para declarar este escenario deben sumarse dos trimestres consecutivos de crecimiento económico negativo (basta solo uno de crecimiento positivo para abandonar esta situación). El retroceso interanual del PIB fue del 0,8% entre julio y septiembre, intensificando así la caída registrada en el segundo trimestre del año (0,7%). En términos intertrimestrales la situación no es mucho mejor, ya que la economía japonesa también cae un 0,2%.

Aunque no puede servir como justificante absoluto de este gran retroceso, sí que es cierto que el Gobierno de Tokio puede señalar que el contexto internacional ha sido el gran detonante del regreso a las cifras negativas. El frenazo chino ha impactado en las economías circundantes y el débil crecimiento europeo no basta para que las compañías niponas amplíen allí sus exportaciones. Únicamente la mayor solidez de la economía estadounidense ha actuado como freno para un descenso mucho más acusado. De igual modo, la demanda interna ha mejorado aunque no lo suficiente.

Este último factor coloca en verdaderos aprietos a Abe. Los estímulos financieros tenían como cometido que el país abandonara su ancestral tendencia al ahorro y consumiera más productos nacionales. Este objetivo no se ha alcanzado todavía a pesar de que el Ejecutivo ha tratado, de manera un tanto irresponsable, de venderlo como un ejercicio de patriotismo. El consumo doméstico crece un 2,1% interanual, cifra importante, pero la inversión empresarial cae un 5%.

Vía: El País.

Foto: 360b / Shutterstock.com

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...