Irlanda da por concluido su rescate

Intervenida oficialmente en noviembre de 2010, Irlanda espera concluir su plan de rescate en diciembre con evidentes signos de mejoría económica.

enda kenny

El año 2010 resultó traumático para el futuro de la Unión Europea. No en vano, fue entonces cuando se solicitaron los primeros rescates soberanos, las pruebas más fehacientes de que la viabilidad de la moneda única estaba en entredicho. Grecia abrió la veda en mayo, tras varios meses con las autoridades comunitarias acusando al Gobierno de Papandreu de falsear las cifras macroeconómicas sistemáticamente. Diez días más tarde, Irlanda anunciaba un desesperado ajuste de 4.000 millones de euros. El 21 de noviembre, la pequeña isla atlántica solicitaba el rescate.

La intervención de Irlanda se inició siete días más tarde, cuando la UE y el FMI dispusieron 85.000 millones de euros para sanear las cuentas irlandesas así como su sector bancario. Previamente, Irlanda había anunciado un nuevo plan de ajuste que esperaba reducir el gasto público en 14.000 millones de euros durante los siguientes cuatro años. A diferencia de Grecia, que prontamente se evidenció como un agujero sin fondo, la República irlandesa mostró una correcta aceptación de las ayudas comunitarias y se aprestó en meter en cintura el déficit.

El pasado sábado, el Primer Ministro irlandés, Enda Kenny, anunciaba su deseo de finalizar el programa de rescate el 15 de diciembre del presente año. No obstante, el cuadro macroeconómico de Irlanda todavía presenta bastantes desajustes. El déficit por ejemplo se elevó en 2012 hasta el 7,6%, mientras que la deuda pública se encuentra equivale al 117,6% del PIB, un umbral verdaderamente elevado. La tasa de paro sin embargo ha remitido en los últimos años, pasando del 15% en 2011 al 13,6% en el pasado mes de agosto.

Respecto a la presión de los mercados, este es sin duda el mejor bálsamo para Irlanda. La prima de riesgo, disparada antes del rescate, se ha relajado hasta los 185 puntos básicos (al cierre de esta edición). En consecuencia, el bono irlandés a diez años presenta un interés del 3,71%, inferior por tanto al español (4,31%) o el italiano (4,29%). En cualquier caso, los próximos presupuestos irlandeses incluirán todavía algunos ajustes.

Fuente: Expansión.

Foto: European’s People Party EPP

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...