Hasta 62.000 millones para sanear la banca española

Lejos de los 100.000 que se barajaron en un primer momento, el montante máximo que Europa prestará a España para la recapitalización de los bancos será de 62.000 millones de euros. Así lo han confirmado en rueda de prensa fuentes del Estado basándose en los informes de las dos auditorías realizadas por las consultoras Oliver Wyman y Roland Berger. Tras el test de estrés a la banca queda esperar para conocer las condiciones del rescate que se incluirán en el Memorando de Entendimiento.

En el peor escenario posible el máximo que necesitaría la banca española para salir a flote serían 62.000 millones según declaró este jueves por la tarde en rueda de prensa el subgobernador del Banco de España, Fernando Restoy, junto al secretario de Estado de Economía, Fernando Jiménez Latorre. La resolución se realiza en base a los resultados obtenidos por las auditorías privadas realizadas por las consultoras Oliver Wyman y Roland Berger y que han costado dos millones de euros al Estado. El estudio de la banca española y su posible rescate se ha hecho en base a dos posibilidades de escenario macroeconómico, uno de base y otro adverso. Una cifra más moderada que los 100.000 millones de euros que se barajaron cuando se anunció el rescate a la banca española.

«No estamos hablando de necesidades imperiosas de capital para las entidades. Estamos hablando del capital que haría falta si se observase o si se verificase un escenario de extrema tensión, que está muy lejos de ser probable y de producirse«, afirma Jiménez Latorre. La mayor parte de este capital, según se ha explicado, deberá ir a parar a las cuatro entidades intervenidas por el FROB: Bankia, Catalunya Caixa, Nova Caixa Galicia y Banco de Valencia. Por su lado, Santander, BBVA y La Caixa no necesitarían ninguna inyección adicional aunque nos plantásemos en el peor de los escenarios posibles, según el Gobierno. Eso sí, otro grupo de siete entidades se quedarían colgados si la hipotética hecatombe económica se produce, pudiendo requerir una ayuda de carácter moderado.

Ha sido este estudio el que ha servido para conocer las necesidades reales y objetivas de la banca española y a través del mismo el Gobierno procederá a pedir en los próximos días la ayuda al Eurogrupo y, sobre todo, marcará el contenido del Memorando de Entendimiento o, lo que es lo mismo, el contrato entre el órgano encargado de prestar el dinero y los bancos, así como las condiciones del préstamo y sus repercusiones en las cuentas del Estado y la deuda pública. En este sentido, la presidenta del Fondo Monetario Internacional (FMI) Christine Lagarde ha realizado unas declaraciones en las que muestra la necesidad de que los Estados miembro sean solidarios entre ellos y que el préstamo a España se negocie directamente con la banca, sin necesidad de pasar antes por el Estado inflando, de ese modo, el porcentaje de deuda pública. Algo que, visto el panorama con la prima de riesgo en máximos históricos, ayudaría a aflojar la presión de los mercados sobre nuestra economía.

¿Cuándo comenzará el proceso de «rescate» a la banca española? Seguramente no se tarde mucho, aunque las fechas concretas dependen de a quién se le pregunte. El ministro de Economía, Luís de Guindos, ha afirmado que en ningún caso se demorará más allá de finales de junio, mientras que Eurogrupo ha dado de plazo hasta el lunes para presentar la petición formal, conscientes de que esperar más tiempo acarrearía mayores problemas. De Guindos, sin embargo, sigue reiterando que no hay fecha concreta y que lo más importante ha sido el test de estrés a la banca y lo que sucederá cuando se acuerde el Memorando, que será de aquí a dos o tres semanas según el ministro.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...