Hacienda dice ahora que la deuda no alcanzará el 100% del PIB

La mejoría de las previsiones macroeconómicas lleva al Gobierno a anunciar a Bruselas que la deuda pública apenas variará respecto al año anterior.

deuda

En Empresayeconomía.es nunca hemos ocultado nuestra preocupación por el excesivo volumen de endeudamiento de las Administraciones Públicas españolas. ¿Por qué nos inquieta más el pasivo público que el privado si este es más cuantioso? Básicamente, porque, a diferencia de las familias y de las empresas, el sector público no solo no ha reducido su endeudamiento sino que lo ha incrementado exponencialmente en los últimos años. Paralelamente, la deuda pública afecta a toda la ciudadanía y compromete el futuro de quienes estamos y de quienes están por venir.

Uno de los vaticinios más inquietantes que se ciernen sobre 2015 es que este año el nivel de endeudamiento alcanzará el 100% del PIB, o, al menos, esa era la previsión oficial del Gobierno hasta hace pocos días. De acuerdo con el Programa de Estabilidad 2015-2018 que el Ejecutivo ha remitido a Bruselas, la deuda pública se quedará en el 98,9%, es decir, que cerrará el año sin apenas cambios respecto al ejercicio anterior. Aunque este dato parece una buena noticia, conviene ahondar en las razones en que se sustenta.

Cuando se aprobaron los Presupuestos Generales del Estado de 2015, el Gobierno fijó un ratio de deuda sobre el PIB del 101,7%. Este incremento venía motivado por las necesidades financieras del Estado y por la voluntad del Ejecutivo de Mariano Rajoy de elevar el gasto público en tiempos de elecciones. Sin embargo, el Gobierno estima ahora que la evolución de la economía española puede ser lo suficientemente positiva como para contener el crecimiento de la deuda. El repunte del consumo y de la contratación serían claves en este escenario.

Dicho de otro modo, el Gobierno no va a tomar ninguna medida concreta para rebajar la deuda, sino que fía este objetivo al comportamiento general de la economía, confiando en que afianza su mejoría en los próximos meses. Esta actitud no resulta demasiado halagüeña, ya que bastaría un simple bache en la recuperación para profundizar en problemas que se creían superados. Lamentablemente, el resto de formaciones políticas tampoco parecen inquietadas por la deuda.

Vía: Cinco Días

Foto: bykst 

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...