Hacienda ‘descubrió’ 15.600 millones de euros en su lucha contra el fraude fiscal en 2015

Las operaciones contra el fraude de la Agencia Tributaria permitieron aflorar una cifra récord en un año marcado por los escándalos de corrupción política.

fraude

La economía sumergida es una realidad en todos los países desarrollados, sobre todo en los que cuentan con marcos más restrictivos o regulados para las actividades económicas. España, por ejemplo, ha sido sistemáticamente acusada por los organismos comunitarios de no combatir el fraude fiscal con la intensidad que debería. No obstante, la crisis económica ha supuesto que el Estado necesite mejorar su recaudación y ello ha supuesto un considerable repunte de las actuaciones contra el fraude. Los datos de 2015 corroboran claramente estas impresiones.

De acuerdo con el informe presentado por la Agencia Tributaria con las cifras definitivas del pasado ejercicio, las distintas operaciones contra el fraude fiscal permitieron aflorar algo más de 15.600 millones de euros. El avance respecto al año anterior fue del 27,2%, suponiendo la mayor cantidad jamás descubierta por esta vía en nuestro país. No en vano, hablamos aproximadamente del equivalente al 1,5% del PIB nacional. Santiago Menéndez, máximo responsable de la Agencia Tributaria, ha destacado que el grueso de las iniciativas se han dirigido a grandes contribuyentes.

¿Hay motivaciones ocultas?

Algunos analistas, caso del director de elEconomista, Amador García Ayora, creen que Hacienda está siendo particularmente beligerante contra el fraude fiscal por la presión de la sociedad ante los escándalos de corrupción política. Desde luego, 2015 fue un ‘annus horribilis’ para el partido que sostiene al Gobierno en funciones, el Partido Popular. Por consiguiente, resulta plausible suponer que el incremento de las operaciones contra el fraude en el sector privado ha estado relacionado con la necesidad de alejar los focos sobre otras tramas.

La distribución de las cifras afloradas muestra que el 97% de lo ‘descubierto’ procede directamente del fraude, mientras que solo el 3% restante obedece a la regulación de ingresos o rentas no declaradas (declaraciones fuera de plazo, vaya). El primer apartado ha experimentado un repunte del 32,2% en comparación con 2014, un porcentaje bastante significativo. En cuanto al número absoluto de operaciones, estas alcanzaron las 107.580 actuaciones. Las inspecciones a empresas y profesionales autónomos repuntan considerablemente.

Vía: Cinco Días

Foto: fraude vía Shutterstock

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...