Grecia, llega la hora clave para definir el futuro del euro

La zona euro se prepara para un futuro incierto ante la más que probable victoria de Syriza el próximo domingo. Las negociaciones serán inevitables.

grecia

Dentro de tan solo tres días conoceremos cuál es el camino que los griegos consideran más conveniente seguir. Desde luego, la contienda electoral puede plantearse desde múltiples ópticas: pulso norte-sur, austeridad contra políticas expansivas, cumplimiento de las obligaciones de pago frente a reestructuraciones más o menos ordenadas de la deuda… Pero por encima de todas ellas destaca una gran duda, la de si será posible que Grecia siga en el euro en caso de darse la más que probable victoria de la izquierdista Syriza.

De acuerdo con la media de las últimas tres encuestas publicadas, la coalición de izquierda radical conseguiría el 33,1% de los votos frente al 27,2% de la gobernante Nueva Democracia. Aparentemente no se trata de unos niveles de apoyo que inviten a pensar que Syriza arrasará en las urnas (solo conseguiría uno de cada tres votos). No obstante, debe tenerse presente que la ley electoral griega concede un bono de cincuenta diputados a la formación más votada. Por ello, este partido estaría bastante cerca de conseguir la mayoría absoluta.

Aunque se niegue en público, Bruselas hace tiempo que contempla diversos escenarios ante el rumbo que tome Grecia a partir del próximo día 25. Conviene señalar, sin embargo, que Alexis Tsipras, el candidato favorito, ha tratado de vender en campaña un discurso sustancialmente más moderado que el que abanderaba cuando interpelaba al Gobierno en el Parlamento. La deuda ya no sería impagada sino que se abriría una negociación para acordar términos más benévolos para su devolución, abriendo la puerta, eso sí, a quitas parciales.

Sea como sea, y descartada casi por completo una sorpresa de Nueva Democracia, desde la Unión Europea se confía en que Syriza no obtenga una mayoría suficiente como para gobernar en solitario. En cualquier caso, cabe apuntar que el Partido Comunista se movería entre el 4 y el 5% de los votos, presentándose como único socio de gobierno posible (posibilidad, no obstante, prácticamente descartada por Syriza). Como puede verse, el puzzle heleno será difícil de encajar a partir del lunes.

Vía: El País

Foto: hslergr1

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...