Fomento aplicará multas de hasta 6.000 euros a los conductores particulares que trasladen pasajeros sin la autorización pertinente

El Ministerio de Fomento da el paso de sancionar con hasta 600 euros a las personas que se decanten por viajar en vehículos particulares no autorizados. Las multas por lucrase con esta actividad ascienden a los 6.000 euros para los conductores

conducirDe negocios paralelos, nada. El Ministerio de Fomento se ha puesto firme en cuanto a transportes por carretera se refiere y ha advertido a los particulares que intenten obtener beneficios por medio del traslado de pasajeros sin la autorización pertinente de la llegada de sanciones.

El Gobierno quiere dar el portazo a una práctica que está ganando fuerza en los últimos años, en la que diferentes particulares comparten vehículo a partir desembolsos por trayecto cobrados por el conductor del vehículo, mucho más económicos que los establecidos por otro tipo de medios como el avión o el tren.

La advertencia tendrá su correspondiente sanción económica para quienes recurran a estos servicios y serán entre 400 y 600 euros, los importes que tendrán que abonar quienes vayan en contra de la normativa y de esta nueva disposición que califica de infracción de tipo muy grave, el traslado sin autorización de pasajeros.

El Gobierno, presidido por Mariano Rajoy, apela a la seguridad a la hora de cubrir los desplazamientos. El Ejecutivo sostiene que este tipo de prácticas pone en riesgo la protección de los pasajeros ya que anula el componente de control y garantías que sí se da en los servicios profesionales de transporte, donde las personas que se ponen al volante o a los mandos están perfectamente preparadas para ello.

Si el pasajero tendrá que pasar por caja por no respetar la normativa, no iba a ser menos el conductor o propietario del vehículo. En su caso, las multas serán mucho más cuantiosas y según ha estipulado el Ministerio de Fomento se elevarán hasta los 6.000 euros. Como suele ser habitual, la reincidencia no pasa inadvertida y para aquellos a los que se les sorprenda de nuevo en las mismas prácticas se les podría imponer una sanción de hasta 18.000 euros.

Fomento pretende, además proteger el buen funcionamiento de los diferentes servicios de transporte oficiales y evitar que este tipo de prácticas terminen dañando la imagen y la seguridad. Diversos colectivos profesionales han liderado ya diferentes quejas contra este tipo de prácticas que están afectado de forma notable a sus resultados.

vía: Expansión

Foto: timo_w2s

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...