Estados Unidos perdonará importantes deudas estudiantiles

El presidente Joe Biden está decidido a reducir la deuda de los estudiantes de forma significativa para que puedan vivir mejor.

El presidente Joe Biden, que lidera Estados Unidos intentando dar un lavado de cara al país, está haciendo todo lo posible para que estudiar y conseguir una formación de calidad sea más sencillo. Una de las medidas que se están llevando adelante es la eliminación de deudas estudiantiles, unas losas que acompañan a los graduados durante años incluso después de haber acabado la carrera y conseguido un trabajo.

Todavía hay mucho que definir de este plan para perdonar deudas, pero el presidente ha dejado claro lo importante que es llevar el plan hacia adelante y cómo el país se tiene que responsabilizar de los estudios de sus futuros profesionales.

Además, aunque la idea original de Biden era de perdonar 10.000 dólares por estudiante, ha comentado que está informándose acerca de qué supondría elevar el plan a cantidades que llegaran hasta a los 50.000 dólares. Esto significaría una totalmente nueva para personas que han afrontado unos estudios muy avanzados y ambiciosos y que, por ello, se encuentran ante deudas enormes que les cuesta afrontar o a las que sus familias ayudan a compensar, en algunos casos con graves problemas y consecuencias económicas.

Una de las dudas de Biden era si realmente, en su posición de presidente, tiene poder como para cancelar deudas de 50.000 dólares, algo que podría parecer un poco excesivo para algunas personas. No en vano, esta es una campaña totalmente nueva que no tiene unos precedentes claros a estos niveles. En cualquier caso, tanto si finalmente el plan alcanza esas cotas de cobertura como si se limita a los 10.000 dólares que Biden promete para cada una de las personas con deudas de estudios, no se puede decir que no se trate de una victoria para los ciudadanos de Norte América.

Como en otros países, los estudios universitarios son complejos y tienen unos niveles de coste que están muy por encima de las posibilidades económicas de los estudiantes. Normalmente, se empuja a que los jóvenes trabajen todas las horas que puedan y que así paguen ellos mismos las mensualidades. Otras veces, el apoyo económico depende de los padres. Pero la realidad es que hay multitud de jóvenes que no acaban accediendo a estudios porque no tienen la posibilidad de acceder a ninguna de estas soluciones. El plan de Biden puede convertirse en lo que ayude a que haya más universitarios y que así la sociedad estadounidense aumente su capacidad formativa y nivel de estudios entre los jóvenes que saltan al mercado laboral.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...