Escocia podría recibir la gestión completa del IRPF

Tras el triunfo unionista en el referéndum, el Gobierno británico cumple su promesa y ha comenzado a tramitar las próximas cesiones fiscales a Escocia.

libra

Los pactos están para cumplirse y la caballerosidad británica no admite matices. Tras la victoria unionista en el pasado referéndum sobre la independencia política de Escocia, Londres está obligado a plantear un marco de mayor autonomía para la región más septentrional del Reino Unido. Así lo prometió David Cameron cuando las encuestas mostraban una más que inquietante igualdad entre los partidarios del ‘SÍ’ y del ‘NO’ a escasas semanas de la votación. El Parlamento británico ha empezado esta semana a debatir las próximas cesiones a Edimburgo.

Según se ha conocido tras la filtración de un informe consensuado por la inmensa mayoría de las fuerzas parlamentarias (conservadores, laboristas, liberales y la mayoría de los nacionalistas), la gran propuesta de Westminster es conceder una generosa autonomía fiscal a Escocia. Dentro de este nuevo marco de gestión tributaria, la medida estrella es la cesión completa de la recaudación del IRPF. De aprobarse esta iniciativa, el Parlamento escocés sería soberano para fijar los tipos impositivos que estime oportunos aunque se da por sentado que no variarán sustancialmente respecto a los actuales.

Londres se encargaría únicamente de recibir los ingresos correspondientes y de fijar el nivel mínimo de ingresos sobre el que comienza a aplicarse este tributo (actualmente, 10.000 libras anuales). La oferta gubernamental incluye también la concesión de una parte de la recaudación del IVA, pero en este caso no cabe la posibilidad de que Escocia fije sus propios impuestos. Todo ello se completa con algunas cesiones menores como la de las tasas aeroportuarias, que Edimburgo desea abolir, o la de la gestión de determinadas ayudas.

De acuerdo con los cálculos del Instituto de Estudios Fiscales, Escocia pasará a gestionar algo más de 10.000 millones de libras anuales en el nuevo organigrama tributario del Reino Unido. La fórmula escogida por el Gobierno de Su Majestad para cumplir sus promesas parece contentar a los nacionalistas (al menos, a la mayoría de ellos) pero abre la puerta a que otros territorios se planteen exigir cesiones similares. De igual modo, algunos miembros del Partido Conservador consideran excesivas las concesiones.

Vía: Expansión

Foto: PublicDomainPictures

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...