¿Es Ciudadanos un partido socialdemócrata o liberal?

El segundo bloque del programa económico de la formación de Albert Rivera presenta un sesgo más liberal que la primera, pero no desecha el proteccionismo.

ciudadanos

Desde finales de enero, todas las encuestas publicadas en España han constatado un gran crecimiento de la intención de voto de Ciudadanos, partido que se convirtió en una de las sorpresas de las elecciones europeas de 2014 (junto con Podemos). No obstante, a diferencia de la formación de Pablo Iglesias, Ciudadanos pasó varios meses con estimaciones de voto entre el 3 y el 4% a nivel nacional hasta que comenzó su despegue. Durante los últimos tres meses, el partido dirigido por Albert Rivera ha ido dando a conocer sus propuestas económicas, que le han valido acusaciones de socialdemócrata y liberal.

Aunque no pasaría absolutamente nada si la formación se inscribiera, sensu stricto, en una de ambas corrientes, no puede negarse que la indefinición ideológica tiene efectos muy positivos a corto plazo pero bastante discretos a largo (véase el caso de Podemos). A la espera de que el partido encuentre su espacio electoral definitivo, vamos a echarle una ojeada a los dos grandes bloques de su programa económico. Al igual que el partido del 15-M, Ciudadanos ha encargado la realización de su ideario en materia económica a académicos y acreditados expertos en la cuestión.

El primer bloque de propuestas se presentó a mediados de febrero y se ocupaba del mercado laboral, la pobreza y la desigualdad. Bajo la batuta de Luis Garicano, de la London School of Economics, el partido de moda (o uno de ellos) defendía las bondades del contrato único y la renta complementaria como seguro frente a la pobreza. La primera medida presenta un sesgo claramente liberal, por cuanto supone racionalizar el mercado de trabajo al permitir una negociación directa entre empleados y contratadores. El contrato único dispone un marco de relaciones laborales bastante novedoso y facilita tanto el despido como la contratación.

Sobre la renta complementaria, esta medida se halla a mitad de camino entre el liberalismo y la socialdemocracia. ¿Por qué? En primer lugar, su instauración acaba con muchas ayudas públicas actuales y supone un apoyo a personas que, efectivamente, se esfuerzan por trabajar. Segundo, el Estado se arroga la potestad de subsanar los ‘defectos’ del mercado que impiden que todos los trabajadores tengan sueldos dignos. Tercero, todos los trabajadores se ven protegidos frente a la exclusión social. Como puede verse, esta propuesta cuenta con un argumento liberal y dos proteccionistas. ¿Ambigüedad calculada o feliz casualidad?

El segundo gran bloque de propuestas económicas ha sido presentado esta misma semana y, nuevamente, ha acaparado toda la atención mediática. Como si temiera haber sembrado algunas dudas en su anterior exposición, el partido de Rivera ahondó en sus iniciativas para dotar de mayor dinamismo al mercado laboral y avanzó detalles del que sería su nuevo modelo productivo. En esta ocasión, fue el propio secretario general de la formación el que lamentó la situación actual de autónomos y pymes y les prometió mayores facilidades.

Ciudadanos se mostró partidario de fijar una tabla progresiva de cuotas para los autónomos, quedando exentos aquellos con ingresos más bajos. Cabe destacar que el Gobierno ya ha aprobado alguna iniciativa en este sentido, aunque no con la progresividad que defiende este partido emergente. De cara a las empresas más pequeñas, Rivera señaló que es su intención reducir la burocracia y conseguir que, de una vez por todas, una licencia expedida en cualquier autonomía sirva para abrir negocios en todas las regiones de España. Nuevamente, desarrolla una propuesta gubernamental ya aprobada.

Lo más interesante de esta segunda batería de medidas es lo referente al modelo productivo. Rivera y Garicano pusieron el acento sobre la innovación, considerándola la verdadera piedra de toque de toda la economía. Trazando un cuidadoso paralelo con Silicon Valley y Tel-Aviv, Ciudadanos afirma que creará las condiciones necesarias para que en España puedan aflorar ideas tan exitosas como Facebook o Google. A su juicio, es simplemente cuestión de no ahogar el talento, aprobar los incentivos necesarios y dejar que la creatividad y la excelencia se abran camino.

Esta segunda parte de su programa sí que puede ser calificada abiertamente de liberal en su planteamiento aunque introduce medidas (los famosos estímulos) y controles que vuelven a la esfera de la socialdemocracia. No hay que olvidar que países como Dinamarca o Suecia cuentan con marcos muy similares al propuesto por Ciudadanos, que deslizó también su intención de unificar todos los tramos del IVA. Para conocer más detalles habrá que esperar a una nueva edición del show.

Vía: Huffington Post

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...