El volumen de negocio de las autopistas españolas se desploma con un descenso del 3,6% en tan sólo un año

La red de autopistas españolas sigue acumulando caídas en el número de usuarios y sitúa sus cifras de circulación en niveles de la década de los noventa

autopista

El negocio de las autopistas se desinfla a pasos agigantados. La actividad ha visto como con el paso de los años su número de usuarios caía en picado retrocediendo hasta cifras de la pasada década de los noventa. Las comparativas anuales ponen sobre la mesa esta situación y es por ello que en relación a las cifras del pasado año 2012, el volumen de usuarios se redujo un 3,6%.

Los cálculos sobre los que trabaja el sector sitúan en torno a los 16.000 conductores diarios, el total de consumidores que a lo largo del presente ejercicio han hecho uso de la red de carreteras de pago con las que cuenta España. Una cifra poco prometedora para una actividad que no ha conseguido esquivar tanto el impacto de la crisis económica, como la presión ejercida por otras opciones de desplazamiento, que en casos como el ferroviario se esfuerzan por ser más competitivos en precio y inversión temporal.

En el caso de las autopistas cabe destacar que es un sector en el que llueve sobre mojado, ya que la situación de pérdida de músculo se repite desde hace siete años, al sumar en este periodo un derrumbe en cuanto a usuarios se refiere cercano al 33%.

Para colmo de males, la actividad revisará al alza los precios que aplica a sus usuarios para circular por estas vías. Una fecha establecida para el arranque de 2014, que supondrá un incremento del 1,85% y que, según fuentes del sector, terminará por complicar aún más las cifras de resultados.

Pocas han sido las conexiones de pago que han salido airosas de esta caída de usuarios. Un grupo de autopistas que se pueden contar con los dedos, entre las que figuran varios enlaces de la AP-7 como el Alicante-Cartagena o la unión Montmeló y La Junquera.

En el lado opuesto a estas privilegiadas figuran otras tantas vías de pago que afrontan la entrada del nuevo ejercicio entre muchos nubarrones. Son casos preocupantes como el de la autopista de enlace entre Madrid y Toledo o la unión Madrid con el aeropuerto de Barajas.

Vía: Expansión

Foto: M.Peinado

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...