El Reino Unido sortea una nueva recesión

El PIB inglés ha conseguido subir un 0,3% después de meses de caídas y la pérdida de la «triple A» en su calificación del crédito.

Libra inglesa

A lo largo de los primeros meses del año, las noticias sobre la supuesta fragilidad económica de Gran Bretaña se han sucedido con una mezcla de sorpresa y desinformación. El carácter tradicionalmente hermético de las autoridades británicas no ha hecho sino avivar dichas suspicacias. Tampoco ha contribuido demasiado a la credibilidad del Gobierno de David Cameron el que las principales agencias de calificación de deuda hayan arrebato a Inglaterra la codiciada «AAA«. No obstante, en el día de hoy hemos conocido que en el último trimestre el PIB inglés creció un 0,3%. La cifra, pese a no ser excesivamente elevada, acaba con varios meses de caídas y triplica las expectativas (los expertos de Bloomberg daban por hecho que el crecimiento sería solamente del 0,1%).

Además, la variación interanual del PIB todavía es mucho más positiva, ya que la economía británica creció un 0,6% respecto al primer trimestre de 2012. Ambas noticias sirven también para reforzar al ejecutivo liberal-conservador después de que su política de reducción de gastos haya sido tildada de rémora para el crecimiento por la oposición laborista. La apuesta de David Cameron se desmarcaba de la dinámica europea, en la que las subidas de impuestos han sido mucho más generalizadas que la disminución del gasto público. Paralelamente, el Primer Ministro inglés ha introducido una batería de medidas encaminadas a estimular la inversión extranjera en el país, decisión que tampoco ha sido bien recibida por la oposición liderada por David Miliband.

Aunque la propia Oficina Nacional de Estadísticas (ONS) revisará en dos ocasiones más dichas cifras, también se han filtrado los datos divididos por sectores económicos. El ámbito de los servicios habría sido decisivo para el repunte del PIB con una tasa de crecimiento del 0,6%. Dicha subida eleva el peso del sector servicios hasta el 75% del PIB británico, uno de los niveles más altos jamás registrados. En cualquier caso, conviene esperar a ver qué línea siguen los próximos datos oficiales para constatar o no una mejoría significativa del cuadro macro económico de Reino Unido.

Fuente: El Economista

Foto / Images_of_Money

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...