El problema no era Grecia

Las elecciones griegas han dado un voto de confianza al euro. La victoria de Nueva Democracia, que se aliará con el PASOK para formar gobierno, son un aliciente para pensar que hay futuro en el euro. Sin embargo, el problema se ha trasladado a España, que alcanza la cifra de los 589 puntos básicos en la prima de riesgo y un 7% en los intereses para los bonos a diez años. Ante esta situación, ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha pedido auxilio al Banco Central Europeo.

¿El problema era Grecia o es España? Todos los políticos esperaban impacientes el inicio de la jornada bursátil de este lunes y han confirmado lo que la gran mayoría se temía: independientemente de lo que pase en el resto de Europa, España va a pique. Es posible que una victoria de Syriza en las pasadas elecciones griegas hubiera caldeado aún más el ambiente. Sin embargo, el hecho de que la fuerza política más votada sea un partido pro euro y pro rescate (Nueva Democracia) no ha servido de bálsamo para la economía española, que ha vivido su particular lunes negro: la prima de riesgo ha alcanzado la friolera de los 589 puntos básicos y los intereses en los bonos a diez años han superado por primera vez la barrera psicológica del 7%.

Cristóbal Montoro

Dicen que el gran problema de la economía española es que el diferencial con respecto al bono alemán se mantenga en cifras muy costas de financiar. Asimismo, el hecho de que se pague un alto interés por comprar deuda pública es un claro signo de que algo no marcha bien. Si esta situación se mantiene en el tiempo, como así parece que sucede, lo lógico será una nueva intervención económica. ¿Cómo es posible que se de esta situación justo cuando el sistema financiero ha sido rescatado? Se puede decir que debido al rescate bancario la situación que padecemos presenta este nivel de gravedad. Los inversores no confían en España. La marca España ha dejado de vender y donde antes veían beneficios, ahora se ve un enorme agujero negro.

Ante tal panorama desolador, el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha decidido pedir auxilio al Banco Central Europeo, que no cesa de inyectar liquidez a los bancos españoles con el objetivo que se reactive el consumo y la economía en el país. Visto lo visto, podemos decir que el problema de España no es y, por supuesto, nunca ha sido lo que sucede en Grecia. Es más, lo del país heleno ha sido una coartada de los políticos españoles para justificar sus malas prácticas. Es especialmente grave ver los gráficos comparativos con otras naciones que han sido rescatadas y observar que España está a un paso de lograr la prima de riesgo más alta de la historia del euro. La solución quizá sea unificar de una vez por todas todo el sistema fiscal y financiero de Europa. La responsabilidad de Alemania y la irresponsabilidad de naciones como España sigue siendo un obstáculo difícil de sortear.

Foto: jumanjisolar

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...