El nuevo Gobierno deberá ajustar hasta 20.000 millones de euros el presupuesto de 2016

Gobierne quien gobierne, habrá que asumir un ajuste presupuestario de en torno a 20.000 millones de euros para cumplir el objetivo de déficit en 2016.

rajoy

Ya ha transcurrido todo un mes desde que se celebraron elecciones generales en España y, a diferencia de lo que había ocurrido en todos los comicios nacionales hasta la fecha, todavía no se sabe cuál será el signo del nuevo Ejecutivo. Es más, no sería nada descartable que los españoles volvamos a votar durante la primera mitad del año. Entretanto, poco a poco se van conociendo algunas de las tareas que el nuevo Gobierno deberá afrontar nada más tomar posesión. Y no son precisamente sencillas.

De confirmarse que las cuentas públicas incumplieron el objetivo de déficit fijado para 2015, los actuales presupuestos deberían ajustarse para poder alcanzar el muy lejano 2,8% pactado para 2016. El pasado año, el déficit debería haberse situado en el 4,2%. Aunque aún no se dispone de datos definitivos, todos los analistas dan por hecho que esta meta se ha incumplido incluso con bastante holgura. El propio Gobierno insinuó que podríamos movernos en un desfase del 4,5%, si bien algunos altos cargos de Hacienda elevan la cifra hasta el 4,7%.

Una desviación del 0,5% no sería, por otro lado, el mayor de los malos. Analistas independientes consultados por el elEconomista hablan de un déficit del 5%, lo que convertiría la consecución del objetivo previsto para este año en una empresa inviable. Suponiendo que el dato filtrado desde Hacienda fuera cierto, el ajuste necesario sería del 1,9% del PIB. Traducido en cifras absolutas, el Ejecutivo debería recortar cerca de 20.000 millones de euros. Si finalmente el desfase no fuera tan grave, el tijeretazo sería menor.

No obstante, hay que tener presente que el Gobierno, pese al actual contexto de incertidumbre, tiene varias bazas a su favor. Aunque el crecimiento económico se reduzca a la mitad este año respecto al anterior, quedándose en torno al 1,5%, ello permitiría que parte del ajuste pueda llevarse a cabo por la vía de los ingresos. Habría que recortar gastos pero ya no con la intensidad de los ajustes presupuestarios aprobados en 2010 y 2012.

Vía: elEconomista.

Foto: matthi / Shutterstock.com

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...