El mes de abril da una tregua a las ventas de coches, que suben un 10,8%

El Plan PIVE sería uno de los principales motores de esta mejora del sector respecto al mismo mes del año pasado.

Fabricación coche

Tras siete meses sin respiro en cuanto a malos resultados se refiere, el sector del automóvil ha conseguido levantar algo la cabeza. Las matriculaciones de vehículos cerraron el mes de abril con un total de 62.317 operaciones. Una cifra que evidencia un repunte del 10,8% si se compara con los mismos resultados obtenidos el año anterior.

El sector atribuye este balón de oxígeno, entre otros motivos, al Plan de Incentivos al Vehículo Eficiente (PIVE) puesto en marcha por el Gobierno, presidido por Mariano Rajoy, que según las patronales ha aportado resultados de aliento a la actividad a través de una palpable dinamización de las ventas. Este programa ha conseguido elevar, en estos momentos, las reservas hasta las 60.000 unidades algo que demuestra que el consumo puede reactivarse y que las políticas para su impulso están consiguiendo mejorar los resultados, según las estimaciones de los principales colectivos y asociaciones del sector. Y es que la cifra de reservas alcanzadas representa ya el 40% de las previsiones barajadas.

El análisis de estos resultados positivos para la actividad encuentra en la venta a particulares sus mejores datos, al conseguir situar el volumen de matriculaciones en los 114.965 vehículos en estos primeros cuatro meses del ejercicio de 2013. En concreto, en el mes de abril se lograron 30.644 operaciones, un 25,9% más que durante el mismo periodo del año anterior. Por el contrario, las acciones de venta cerradas con mercantiles no obtuvieron tan buenos resultados y, lejos de ir al alza, registraron un notable descenso del 23,1%.

Con esta última radiografía sobre la mesa, los principales representantes de la actividad, como es el caso del responsable de Faconauto, Jaime Roura, advertía de la mejora alcanzada, empleando términos como revitalización de las operaciones gracias a los efectos del citado Plan PIVE 2, en concreto las ventas de vehículos a las familias. Junto a este aliado, las patronales apuntaban también hacia los beneficios que ha aportado la Semana Santa y la disponibilidad de más días hábiles, en concreto dos, respecto al año anterior que han convertido al mes de abril en más provechoso.

Fuente: El Economista

Foto: Wikipedia

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...