El mayor desmantelamiento jamás contado

Las medidas anunciadas por Mariano Rajoy no han gustado a nadie. El Partido Popular ha faltado a las promesas realizadas durante la campaña electoral y ha subido el IVA tres puntos. De esta manera, el gobierno responde a las peticiones de Bruselas por el rescate a los bancos (Bankia, principalmente). El incremento del desempleo que se espera a consecuencia de este aumento del IVA puede traer consecuencias desastrosas a un país que no levanta cabeza.

El mayor robo de la historia. La más grave destrucción del Estado Social del Bienestar de la Edad Contemporánea. Lo que ha hecho hoy el presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, tiene muchas maneras de definirse y ninguna de ellas buena. El último paquete de medidas del Partido Popular va a traer cola. Aunque muchos ya lo esperaban desde hace meses (se viene comentado desde inicios de año que a los recortes de verdad todavía le quedaban por llegar), sigue sorprendiendo la torpeza del Ejecutivo a la hora de gestionar las presiones de Europa. Todo lo que se está haciendo responde al único deseo de acabar con la clase media, poner el país a disposición de los señoritos de antaño y/o magnates extranjeros, y destrozar lo que durante tanto tiempo costó construir.

Rajoy en plena campaña electoral

Subir el IVA del 18% al 21% no es garantía de que el Estado ingrese más dinero a través de este impuesto. Está demostrado (el caso de Portugal así lo constata) que llegar a estos niveles no sólo es contraproducente para el consumo, sino que obliga a cerrar muchas pequeñas empresas. El incremento del paro será mayúsculo y, por tanto, la gente consumirá menos. Como consecuencia el ingreso por IVA será menor que si se mantiene o se disminuye. Una vez más se constatan las mentiras del Partido Popular, más interesado en salvaguardar los intereses de su círculo de amigos (el rescate a la banca española ha sido propiciada por Bankia, nido de políticos populares) que en servir a la población. Ante la catástrofe que se nos avecina, ya hay empresas (como Inditex) que han anunciado que no aplicarán la subida del impuesto.

De la misma manera que era evidente que el IVA subiría tarde o temprano, también se sabía que el Partido Popular arremetería contra funcionarios y desempleados, colectivos a los que se las tenía jurada desde hace tiempo. Aunque no se diga en voz alta, es bien sabido que los conservadores de este país consideran ambos grupos como auténticos parásitos de la sociedad y, debido a que no aportan nada, deberían ser destruidos. Los sindicatos tampoco se han librado de los recortes: también parecían un blanco fácil. Ahora, lo que tiene el gobierno que responder es por qué somos el país con más políticos de Europa y por qué el salario base (en torno a los 600 euros) no sube de la misma manera que lo hacen los precios. Imagino que los muertos de hambre son más fáciles de manipular.

Foto: popularesvalencianos

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...