El IRPF protagoniza la nueva reforma fiscal del Gobierno

En esta reforma, se aumentarán los mínimos personales y familiares y el Impuesto de Sociedades se reducirá hasta el 25%.

Cristóbal Montoro

Hoy 20 de junio, se prevé que el Gobierno dé luz verde al anteproyecto de ley de reforma fiscal que contiene la rebaja del IRPF y del Impuesto de Sociedades, valorada en unos 7.600 millones de euros y la cual se centra, básicamente, en liquidar la imposición directa después de los ascensos acometidos en el 2012.

Entrará en vigor paulatinamente en 2015 y 2016, con la intención de beneficiar a los ciudadanos por el esfuerzo que han cumplido durante estos años de profunda crisis económica. Gracias a ello se fomentará la demanda interna, el crecimiento económico y la creación de puestos de trabajo. Asimismo, la reducción del IRPF será de unos 5.000 millones de euros, mientras que para el Impuesto de Sociedades será de 2.600 millones.

En el caso del IRPF,  impuesto que tendrán que pagar solo aquellas personas que ganen más de 12.000€ al año, los 7 tramos actuales se rebajarán a 5, de tal manera que el tipo mínimo se situará por debajo del 24%. A su vez, el marginal se verá también muy reducido, así como el resto de los tipos correspondientes a los otros tramos también se rebajarán.

En cambio, los mínimos personales y familiares se elevarán, concretamente los relacionados con el cuidado de los hijos y familias numerosas, entre otros. Otro de los damnificados es el impuesto sobre la adquisición de viviendas, ya que no se reducirá la deducción por compra de vivienda para los que compraron su casa antes del 1 de enero del 2013.

Pese a las modificaciones, las rentas del trabajo y rentas del ahorro mantendrán su dualidad con el nuevo IRPF, al igual que las rentas procedentes del trabajo personal y las procedentes del capital verán reducidas sus impuestos; de forma que se mantendrán las cargas fiscales del 21% en cantidades de hasta 6.000€ al 21%, del 24 % en aquellas situadas entre 6.000€ y 24.000€, y cuando sean superiores a este último será del 27%. Además, los cambios también supondrán una rebajará en la tributación de las empresas.

Por su parte, el IVA, es un impuesto que por el momento no se va a tocar. Éste continuará valorado en el 21% excepto en los productos sanitarios, los cuales según Europa debería subir del 10% al 21%. Pero por el momento parece que el Gobierno ni siquiera se ha planteado ese aumento, al igual que tampoco tocará la tasa de los impuestos para el alcohol, el tabaco y la gasolina, a pesar de ser uno de los más bajos de Europa.

Otros impuestos que esta nueva reforma podría incluir son aquellos relacionados con el medio ambiente, o el establecimiento de un tipo único del Impuesto de Sucesiones y Donaciones para impedir así las competencias entre las diferentes comunidades autónomas.

Cuando el Gobierno apruebe el anteproyecto de ley de la reforma fiscal, se abrirá un plazo de audiencia pública antes de dar por buena la reforma que entrará en vigor durante el próximo 2015, un año de relevante carga política, ya que aglutinará elecciones municipales, autonómicas y generales.

Vía: Europa Press 

Foto: Partido Popular Comunitat Valenciana 

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...