El Gobierno crea la Cámara de Comercio de España para impulsar la internacionalización de las pymes

Mayor eficiencia y asesoramiento para las empresas españolas es el objetivo del nuevo proyecto del ejecutivo, con la competitividad y la internacionalización como señas de identidad.

Cámara de Salamanca

El Gobierno ha dado luz verde a la creación de la Cámara de Comercio de España, organismo que figura dentro de las estrategias con las que el Ejecutivo, presidido por Mariano Rajoy, pretende reforzar la internacionalización de las pequeñas y medidas empresas (pymes). El Consejo de Ministros ha aprobado ya el anteproyecto de ley de Cámaras de Comercio, Industria y Navegación que actuará como una herramienta para ganar eficiencia en las acciones y precisión en el asesoramiento al tejido empresarial español.

Entre las principales novedades que supone la puesta en marcha de este nuevo escenario legal figuran las pautas de financiación con las que trabajará la recién creada Cámara de Comercio de España, que recurrirá de manera principal a los fondos que genere por la prestación de servicios a las enseñas y por la cooperación voluntaria que puedan llegar a recibir por parte de las empresas. La Cámara funcionará como un paraguas de calidad y de ayuda para las mercantiles a las que represente, con el objetivo de ganar peso fuera de las fronteras nacionales. De esta forma, la competitividad y la internacionalización se convierten en las dos marcas distintivas con las que trabajará el organismo de acuerdo a los planes de mejora trazados por el Gobierno.

En colaboración con las administraciones se potenciarán actividades formativas para conseguir mejorar las habilidades y competencia de los empresarios, acciones que se llevarán a cabo en los diferentes centros de trabajo, además de incorporar a sus quehaceres tareas relacionadas con el arbitraje y la mediación para la resolución de conflictos.

La normativa de funcionamiento resalta también la obligación de avanzar en transparencia y es por este motivo que subraya la necesidad de que los máximos representantes de las Cámaras tengan que hacer públicas sus percepciones salariales. La situación de crisis y dificultades que se vive en la actualidad deja su impronta, de igual manera, en la anotación que incorpora el anteproyecto. Éste advierte de que no hay necesidad de que cada provincia cuente con un organismo de este tipo y deja en el conjunto de Cámaras y en las comunidades autónomas la decisión de dibujar su mapa de organismos.

Fuente: Expansión

Foto / Cámara Salamanca

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...