El FMI busca soluciones para afrontar la crisis de la deuda

El Fondo Monetario Internacional (FMI) necesita ampliar sus recursos en 500.000 millones de dólares adicionales para así, poder afrontar la crisis de la zona euro y las necesidades financieras urgentes de sus socios, entre los que se encuentran países como Grecia, Portugal e Irlanda.

Esta noticia llega un día después de que la directora del organismo multilateral, Christine Lagarde, emitiera una escueta declaración -de a penas dos párrafos- en la que informaba que el FMI se está planteando diversas opciones para ampliar los recursos destinados a préstamos, sin que llegara a precisar una cifra ni unos plazos en concreto.

No obstante, los técnicos del FMI reconocen que las necesidades financieras globales podrían llegar al billón de dólares, unos 800.000 millones de euros, en los próximos años por lo que se propone aumentar sus recursos en medio billón de dólares. Una decisión que provocó una repentina subida de las Bolsas europeas que se paró después de que la agencia apuntará que esas cifras respondían a necesidades totales y que lo que buscaba el Fondo para ampliar su capacidad financiera eran 500.000 millones de dólares, contando los 200.000 millones de la zona euro.

De hecho, ya tiene comprometidos esos 200.000 millones de dólares de los miembros del euro, así que busca otros 300.000 millones entre el resto de países europeos, Japón y países emergentes como China, Brasil, Rusia o India, dada la negativa de Estados Unidos a elevar su aportación. Y es que EE UU, el principal socio, se niega a participar de forma directa.

Pese a la manifiesta intención de reforzar la capacidad de respuesta del FMI en la solución de la crisis por parte del secretario del Tesoro, Timothy Geithner, la realidad es que la Casa Blanca, en plena campaña electoral, se topa con el bloqueo del Congreso ante cualquier iniciativa que suene a rescate de Europa con dinero del contribuyente.

Pero no es el único organismo que se ha encontrado en problemas dada la escalada crisis en Europa. Otro como el Banco Mundial (BM) ya ha tenido que rebajar las previsiones de crecimiento para la economía global. En concreto, BM fija estas perspectivas de crecimiento global en un 2,5% para 2012 y un 3,1 para 2013, lastrado por el debilitamiento de la zona euro y la ralentización de las economías emergentes. Los países avanzados crecerán un 1,4% y los emergentes un 5,4% en 2012, lo que significa una rebaja de los pronósticos de 1,3 puntos y 0,8 puntos, respectivamente.

Esta misma acción será la que tenga que repetir el FMI el próximo martes cuando de a conocer su informe de previsiones. Una acción que el ministro de Economía, Luis de Guindos, ya ha explicado a los diputados del PP dado que dicha decisión podría incluir una previsión de caída del PIB español para 2012, según explica El País.

De momento, sólo queda esperar el informe que dará a conocer el próximo martes el FMI y a la reunión de ministros de Economía del G-20 que se celebrará en México los días 25 y 26 de febrero, que tendrá como objetivo cerrar algún tipo de compromiso en relación a los millones que le faltan y que busca dar salida especialmente en los países emergentes.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...