El euro cumple diez años

El euro cumple diez años en medio de una de las situaciones más difíciles que ha vivido en su corta historia. La grave crisis económica amenaza a mucha de las economías de sus países miembros. Los rescates sufridos por Grecia, Irlanda y Portugal pueden ser la antesala de otros mucho más impactantes, como los de España o Italia. No están para mucha celebración en Europa.

El pasado 1 de enero se cumplieron diez años del nacimiento del euro. Junto con el Mercado Interior de la Unión Europea, el Acuerdo de Schengen y el Espacio Económico Europeo, el proyecto de Unión Económica y Monetaria es el más importante de los proyectos económicos que hacen posible la Unión Europea como hoy la conocemos. Aunque la unificación monetaria fue un tema que se trató desde el Tratado de Maastricht (por entonces se pretendía llamar a la moneda común “ECU”), no fue hasta 1995 cuando en Madrid darían forma al proyecto, bajo el nombre de “euro”.

Diez años del euro

El euro comenzó a circular por los países de la Unión Europea a comienzos del año 2001. Sin embargo, no todos lo aceptaron (Reino Unido, Suecia y Dinamarca rechazaron el proyecto de moneda única). Por el contrario, estados que no son de la Unión Europea, como Andorra, sí han acogido el euro. Entre las ventajas que ha tenido esta unión monetaria encontramos una mayor competencia frente al dólar en el mercado de divisas, una mayor flexibilidad y liquidez en los mercados financieros, la eliminación de los costes de conversión de moneda, etc. Sin embargo, hay opiniones contrarias al euro, que se refugian en argumentos como la creciente inflación que ha provocado en países como España. Aún así, hay analistas como Rickard Sandell que consideran esta inflación encubierta del euro un mito.

Aunque el euro cumpla años (hito histórico, sin lugar a dudas) no se puede decir que esté para muchas celebraciones: el euro no está precisamente pasando por sus mejores momentos. Los últimos meses han sido especialmente convulsos. La prima de riesgo y los forzosos rescates que han sufrido economías como la griega, la irlandesa o la portuguesa (amén de las crisis italianas y españolas) han sido devastadores para la salud de la moneda única.

Bien es cierto que el euro ha consolidado a la Unión Europea como una de las potencias mundiales más importantes, frenando el declive iniciado tras la Segunda Guerra Mundial y cerrando heridas históricas que enfrentaban a muchos de sus estados miembros desde hace siglos. Aún así, vienen tiempos duros y no se sabe muy bien cuánto tiempo durará la situación de crisis económica que azota a Europa. La grave amenaza de la creación de una Europa a dos velocidades, y los posibles rescates de Italia y España (dos de los estados miembros con mayor peso en este organismo supranacional) amenazan con oscurecer el horizonte de la Unión Europea.

Foto: miala

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...