El esperpento italiano no inquieta a los mercados… de momento

Enrico Letta dimite como presidente del Gobierno tras las maniobras de su propio partido para encumbrar al joven alcalde de Florencia, Matteo Renzi.

renzi

A más de un alto cargo de la Unión Europea se le debió de atragantar el desayuno cuando el pasado viernes 14 leyó en el periódico que Enrico Letta dimitía como presidente de Italia. El ya dimitido presidente se había evidenciado como un verdadero puntal del europeísmo en Italia, un país en el que los populismos han hecho bandera de las críticas a Europa. Por ello, la marcha de un valioso aliado solo podía explicarse por el auge de personajes menos comprometidos con el proyecto comunitario.

En honor a la verdad, el futurible presidente italiano, Matteo Renzi, no se ha prodigado en exceso sobre cuestiones relacionadas con la UE. En cualquier caso, a nadie se le escapa que las críticas que desde el Partido Demócrata (PD) se han realizado a las imposiciones de Bruselas han tenido un papel considerable en la caída de Letta. Alzas impositivas, posibles retrasos de la jubilación y una política fiscal muy rigurosa son solo algunas de las recomendaciones que desde las instancias comunitarias se han hecho en el último año a Italia.

No obstante, Matteo Renzi, que todavía debe recibir el encargo del presidente de la República, Giorgio Napolitano, de formar gobierno, ha sido recibido cálidamente por los mercados. La bolsa de Milán, que cerraba el jueves con una mínima caída del 0,17%, volvía por sus fueros el viernes al anotarse un 1,62%. De este modo, el parqué milanés avanzaba un 1,45% cuando los analistas temían por un posible desplome. La prima de riesgo también despedía la semana sin grandes cambios en los 200,6 puntos básicos.

Con todo, quizá sea prematuro celebrar que los inversores siguen confiando en Italia a pesar de su enésima crisis de gobierno. Las negociaciones para la formación de un nuevo ejecutivo no se presuponen fáciles, aunque hay quien avanza que Renzi podría tener ya los apoyos de los diputados necesarios para su investidura. En este sentido, el PD necesitaría sumar al Nuevo Centroderecha de Alfano (escisión del Forza Italia de Berlusconi) para no pasar apuros en las cámaras.

Vía: ABC

Foto: carlo.nidasio

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...