El déficit español no será del 4’4%

España ha aprovechado las previsiones de mejoría económica en el segundo semestre del año en la Zona Euro para pedir a la Comisión Europea que su déficit para el 2012 no sea del 4’4%, cifra que sería un suicidio político tal y como está de caldeado el ambiente en estos momentos, sino del 5%.

Tras el segundo rescate de Grecia, España tiene motivos para respirar. Y es que la Comisión Europea ha presentado un informe en el que confirma una cierta flexibilidad con respecto al déficit de España. Desde Bruselas han entendido los grandes esfuerzos que está realizando el gobierno conservador de Mariano Rajoy y será prudente con las sanciones acerca del gasto público. Son malos tiempos para los servicios sociales y se empeoran si llega al poder un partido político inclinado decididamente hacia el lado más neoliberal de la economía. Asimismo, la Unión Europea prevé que el segundo semestre del 2012 sea favorable a la economía de la Eurozona, por lo que se entiende su cautela sobre poner límites al endeudamiento de los países.

Mariano Rajoy

El crecimiento previsto, no obstante, no deja de ser más que un augurio. Y es que la recesión en la que han entrado muchas de las economías comunitarias, entre las que destaca la de Alemania, motor indiscutible de la Zona Euro, dejan muchas dudas sobre su recuperación económica. Aún así, desde Bruselas se confía en que los recortes que se están produciendo en media Europa (por no decir, Europa entera) den sus frutos. Este beneplácito ha sido aprovechado por España para pedir a la Comisión que el déficit pueda superar ligeramente el 5%. De esta manera, se desestima el objetivo del 4’4%, algo que parecía bastante irreal, tal y como se están sucediendo las noticias. El tremendo éxito de la reforma laboral, unido a un generalizado descontento popular por los recortes, podría afectar sobremanera a las aspiraciones del Partido Popular para hacerse con el control de la Comunidad Autónoma socialista por excelencia: Andalucía. Las encuestas siempre han dado a Javier Arenas como holgado ganador, sin embargo, un exceso de rebajas en los presupuestos podría dar un vuelco a la tendencia de la población andaluza.

El ministro de Economía, Luis de Guindos, opina que pasar de un déficit del 8% (registrado en 2011) a uno del 4’4% es un auténtico suicidio político para el Partido Popular. Los más de 40.000 millones de euros que se recortarían podrían ser una buena excusa para que España entera saliera a la calle enfurecida por la destrucción del Estado del Bienestar. Mientras que el primer recorte de Mariano Rajoy osciló los 15.000 millones de euros y fue combinado con una importante subida de impuestos, el segundo se espera que sea similar. Sin embargo, el ambiente en que se produce puede ser un motivo de peso para convertir a este gobierno en el más impopular de la historia de la democracia española.

Foto: ppcantabria

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...