El Bundesbank se planta ante Draghi

Las compras de deuda pública del BCE pueden tener los días contados si el TC alemán las considera inconstitucionales.

mario draghi

Regulador sí, interventor no. Esta es la postura que a juicio de Alemania debería tener el Banco Central Europeo. Desde que iniciara su mandato, Mario Draghi ha tenido que hacer frente a las acaloradas disputasen el seno de la Unión Europea sobre la mejor forma de estimular el crecimiento económico. Por un lado, la ortodoxia monetaria abanderada por Alemania, Holanda y Finlandia ha tratado de frenar cualquier intervención en las economías nacionales. En el extremo opuesto, los países periféricos y Francia siguen insistiendo en que el BCE puede hacer mucho más para ayudar a los estados en apuros. El último episodio de la disputa corre a cargo del Bundesbank, que ha criticado duramente las compras masivas de deuda pública por parte del BCE.

Tras el dramático verano de 2012, Draghi rompió con las prácticas habituales de la institución y anunció una compra de bonos de deuda soberana. A juicio del máximo organismo financiero comunitario, no se estaba haciendo nada diferente a lo aplicado por la Fed o el Banco de Japón. Paralelamente, los tipos de interés de la zona euro han descendido hasta su mínimo histórico, para alivio de los países del sur e indignación entre los del norte. El pasado martes sin embargo, Jens Weidmann, presidente del Bundesbank, habló de «ilegalidad» para describir el plan de compra del BCE. Recordemos que en estos momentos el Tribunal Constitucional de Alemania está barajando la posibilidad de declarar inconstitucional el programa de Draghi, lo que podría echar por tierra los planes del italiano.

Weidmann ha señalado que cualquier ayuda prestada por el BCE debe disponerse a través de los programas de rescate. Esta sería la única forma de asegurar que las naciones que precisen de auxilio económico se comprometan a cumplir con las obligaciones consiguientes. Ciertamente, Alemania es el país que contribuye en mayor medida a los presupuestos comunitarios, por lo que sus reticencias sobre las garantías de cobro son más que comprensibles. En otro sentido, el Bundesbank ha recalcado que el principal cometido del BCE es mantener atada la inflación.

Fuente: Libre Mercado

Foto: World Economic Forum

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...