El Bundesbank entra de lleno en el debate sobre las pensiones

El Banco Federal de Alemania aboga en su último informe por ir retrasando progresivamente la edad de jubilación hasta alcanzar los 69 años en 2060.

Group of happy elderly men laughing and talking

Cualquier lector que nos siga con relativa frecuencia habrá detectado que prestamos una atención especial, a nuestro juicio totalmente justificada, a todo lo que tenga que ver con el sistema público de pensiones. La sostenibilidad del mismo es uno de los principales desafíos que afronta nuestro país pero también otras grandes economías deben acometer cambios en mayor o menor grado. En los últimos días, el Bundesbank se ha sumado al debate con una propuesta que, desde luego, parecía formulada expresamente para causar polémica.

El Banco Federal de Alemania ha sugerido que la edad de jubilación se retrase hasta los 69 años. Lógicamente, la institución encabezada por Jens Weidmann no ha lanzado este titular por sí solo sino que lo ha acompañado por un notable razonamiento en su último boletín mensual, en el que se lee que dicha edad de retiro se alcanzaría en 2060. Lo que el Bundesbank pone sobre la mesa no es ni más ni menos que una realidad biológica y demográfica insoslayable: la ratio pensionista-cotizante se está desequilibrando inquietantemente en favor del primero colectivo.

A lo largo de todo el informe puede comprobarse cómo el banco central teutón no utiliza un tono alarmista -reconoce, de hecho, la gran solidez actual de la economía alemana- pero insiste en no desatender una tendencia irrefrenable. En el boletín del Bundesbank también se aprecia un lamento por lo que considera un tema «tabú», recordando que el retraso de la edad de jubilación seguiría siendo menor que el aumento de la esperanza de vida. Para evitar un retiro todavía más tardío, el informe concluye que hay que aumentar asimismo las cotizaciones.

La propuesta del Bundesbank difícilmente tendrá recorrido a medio plazo (tampoco era esa su intención) pero enriquece el debate en consonancia con las últimas medidas del Gobierno de Alemania. El Ejecutivo encabezado por Angela Merkel ya trabaja en una reforma que aumente de manera progresiva la edad de jubilación hasta los 67 años. Llama la atención que las luchas partidistas no hayan salido a relucir en esta trascendental cuestión.

Vía: El País.

Foto: © diego_cervo

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...