El BCE seguirá inundando los mercados aunque estos no utilicen su dinero

La QE europea se prolonga hasta marzo de 2017 con otros 360.000 millones de euros. El interés por almacenar dinero en el BCE cae al -0,3%.

bce

No hubo sorpresas tras la última reunión del Banco Central Europeo (BCE) con excepción de la polémica filtración que permitió al rotativo Financial Times adelantarse a la propia comparecencia de Mario Draghi y anunciar lo acordado en el encuentro. La ausencia de novedades que los mercados no dieran por descontadas causó un efecto diametralmente opuesto al deseado y todos los índices europeos registraron caídas importantes. Esta reacción vuelve a alertarnos sobre el acomodamiento de los inversores causado por las políticas expansivas de los bancos centrales.

Draghi anunció que el BCE prolongará sus compras de bonos, la llamada QE europea, hasta marzo de 2017. De este modo, el programa se alarga seis meses más puesto que debía expirar en septiembre de 2016. Esto significa que el banco central de la zona euro se gastará otros 360.000 millones de euros a sumar a los anunciados en enero del presente año. Así, si no se vuelve a prolongar la vida del programa, eventualidad nada descartable, este habrá consumido cerca de 1,5 billones de euros.

También había mucho interés por ver hasta dónde recortaría Draghi los intereses exigidos a la banca para guardar sus depósitos en el BCE. Situados ya en terreno negativo (-0,1%), se ha dado un nuevo tijeretazo bajo cero y los bancos europeos deberán pagar un 0,3% por almacenar el dinero que no inviertan. En los días previos se habló de que el tipo de interés podía caer hasta el -0,4%, por lo que la medida tampoco ha sorprendido. Con esta decisión, el BCE quiere que las entidades financieras no paralicen el dinero.

De todo lo anterior se concluye que Draghi y los consejeros más afines seguirán imponiendo prórrogas e incluso ampliaciones de la QE hasta que la inflación se ubique en el entorno del 2%. Lo que no parece considerar el banquero italiano es que el hecho de que ponga más dinero en circulación no implica que los mercados vayan a utilizarlo. Además, los países más endeudados se frotan las manos por poder elevar sus gastos.

Vía: Cotizalia.

Foto: tostphoto

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...