El BCE asume una posible intervención para alejar la deflación

La comparecencia de Draghi sorprende a todos por mantener los tipos y por su confianza en que la inflación repuntará por sí sola.

draghi

El Banco Central Europeo (BCE) asegura que no tiene nada claro qué hacer para frenar una hipotética deflación en la zona euro pero que aun así está preparado para actuar. Esa es al menos la principal conclusión que se extrae de la última comparecencia de su presidente, Mario Draghi, tras una reunión caracterizada por las presiones externas y el inmovilismo interno. No en vano, distintos medios habían adelantado un posible paquete de medidas con vistas a evitar una mayor caída de los precios.

Finalmente, el BCE se ha limitado a mantener los tipos de interés en el mínimo histórico del 0,25% y a anunciar que no ha agotado «todas las medidas habituales para luchar contra la deflación». Y es que, a pesar de que la inflación se sitúe en el 0,5% cuando debería rondar el 2%, Draghi considera que no existe un riesgo elevado de entrar en un periodo de crecimiento negativo de los precios, un fenómeno conocido como deflación. Es de destacar que algunos expertos en la materia han criticado el temor a los precios bajos.

En cualquier caso, si al BCE no le quedara más salida que intervenir, este estaría dispuesto a iniciar un programa de compra de activos tanto públicos como privados con el que espera aumentar artificialmente los precios. La principal institución monetaria europea espera sin embargo que las tasas de crecimiento positivo del PIB contribuyan a mejorar por sí solas esta situación. Por todo lo anterior, es fácil concluir que el BCE intenta evitar a toda costa volver a exceder su mandato como ya ocurriera con las compras de bonos.

Las previsiones de inflación en 2014 se quedan en el 1%, revisándose a la baja tras anunciar en diciembre de 2013 que llegaría al 1,1%. Draghi ha señalado también que confía en que a esta prolongada etapa de baja inflación le suceda un periodo no menos largo de crecimiento de los precios. En este sentido, el BCE contempla que en el 2016 la inflación se sitúe en el 1,7% sin aprobar medidas extraordinarias.

Vía: ABC

Foto: Minister-President

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...