El «banco malo» podría llegar a tener 61.000 millones en activos

Ayer se presentó la Sociedad de Gestión de Activos procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb), nombre que recibirá el «banco malo». Podría llegar a tener activos por un valor de 61.000 millones de euros, y sus inversores obtendrían un 15% de rentabilidad.

Han pasado más de cinco meses desde que España pidió el rescate a Bruselas, pero todavía no hay rastro de los 100.000 euros que deberían ayudar al sistema financiero aunque se anunció que el dinero empezaría a llegar antes de agosto. Una de las causas de este atraso es la negativa del Gobierno de Rajoy a crear el denominado «banco malo», una sociedad que se quede los activos tóxicos de los bancos nacionalizados; que era una de las exigencias impuestas por Europa para rescatar a España. Ayer, por fin, se presentó el «banco malo» que se llamará Sociedad de Gestión de Acticvos procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb).

Bajo este nombre se juntarán los activos inmobiliarios adjudicados por impagos, los préstamos a morosos tengan o no garantía real y los créditos sobre vivienda terminada de Bankia, el Banco de Valencia, Catalunya Banc y NovaGalicia Banco. En total, 89.000 viviendas y 13 millones de metros cuadrados de suelo con un valor de 45.000 millones de euros. El Sareb deberá venderlos con un descuento medio del 63% sobre su valor bruto.

Estos no serán los únicos activos que tendrá el «banco malo», ya que el Sareb también se quedará con el ladrillo de los bancos que en el futuro necesiten ayudas públicas para cumplir con los test de solvencia de Oliver Wyman. Al final, los activos del Sareb llegarían a valer 61.000 millones de euros, según Fernando Restroy, presidente del FROB. Ahora el Gobierno busca inversores para el Sareb, y prevé que en los 15 años que tendrán como vida máxima los activos generarán una rentabilidad del 14 o 15%.

La clave de esta rentabilidad son los bajos precios, que han generado el primer conflicto entre los bancos afectados, partidarios de venderlos a un precio elevado, y los inversores y la troika, que se decantaban por unos precios más bajos que ayudaran al sector inmobiliario a ajustar sus valoraciones. La banca y las inmobiliarias temen que los precios bajos de estos activos tóxicos acaben de hundir aún más los precios del sector, algo que el FROB niega.

Otro de los aspectos del Sareb que todavía no se conocen es el nombre de su presidente. Según el diario ABC, el ministerio de Economía ha delegado la elección en el FROB, que ha contratado a un cazataletntos. Entre los nombres que suenan están Belén Romana y Vitalino Nafría, pero falta por ver si al final lo bancos solventes también entran en el Sareb y el peso que tienen. Esta semana o la que viene podría conocerse al presidente.

Fuente: El País

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...