El atractivo de Suiza para las grandes fortunas va más allá de la banca

La economía suiza lidera los índices de competitividad y capacidad de concentración de talento. El sector financiero apenas emplea al 5,7% de la fuerza laboral.

suiza

La semana pasada volvió a colocar a Suiza en primera línea de la actualidad debido a las nuevas filtraciones sobre la ‘lista Falciani‘ de presuntos defraudadores fiscales. A pesar de que muchos de los nombres que figuran en el documento tienen perfectamente regularizada su situación fiscal, nuevamente Suiza se ha colocado como sinónimo de evasión fiscal y secretismo bancario. No obstante, sería harto erróneo quedarse únicamente con esta impresión del país alpino. La Confederación Helvética dispone de muchos más alicientes para las grandes fortunas internacionales.

Lógicamente, las laxas condiciones fiscales constituyen el reclamo más vistoso. En cualquier caso, la presión fiscal del país europeo no es propiamente la de un paraíso fiscal, ya que esta se sitúa en el 27,5%, claramente por debajo de la media de la OCDE pero superior, por ejemplo, a la de los Estados Unidos. Lo que ocurre es que el contexto continental convierte a Suiza en un refugio para ricos, ya que los otros países con un nivel de vida similar (Holanda, Noruega o Dinamarca) ejercen mucha mayor presión impositiva.

También hay que ponderar en su justa medida las facilidades para los negocios que se encuentran en Suiza. Este país es el que lidera la clasificación del Índice de Competitividad Global, que mide la relación calidad/precio de los productos y servicios que ofrece un país así como el resto de condicionantes que estimulan la inversión. También es el primero en el Índice de Competitividad de Talento Global, que examina el grado de preparación y solvencia de los trabajadores de un país y el atractivo de este para atraer talento exterior.

No puede olvidarse tampoco que la economía suiza presenta un grado de diversificación bastante notable. El sector bancario y financiero, aun siendo muy importante, supone un 10,5% del PIB nacional y emplea al 5,7% de la población activa, datos relevantes pero que no explican, ni mucho menos, la situación generalizada de riqueza y bienestar que se vive en Suiza. La producción de bienes de consumo de gran calidad es el otro motor.

Vía: Libre Mercado

Foto: Werni

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...