Strauss-Khan presenta su carta de dimisión para el FMI

Tras el escándalo sexual en que se ha visto envuelto Dominique Strauss-Khan, el presidente del Fondo Monetario Internacional ha decidido presentar su dimisión a través de un comunicado desde la cárcel, en el que afirma ser inocente de todos los cargos de los que se le acusa. «Rechazo con la mayor firmeza posible todas las acusaciones que fueron hechas en mi contra» afirma en su carta de renuncia, para luego mostrarse abatido por su situación y por todo el daño que esta pueda causar a su familia: «En este momento de infinita tristeza pienso antes que en nadie en mi mujer, en mis hijos y en mis amigos a los que quiero«.

En lo que se refiere a los cargos que se le imputan, el líder del FMI se muestra así de tajante: «Niego firmemente todas las acusaciones que se han vertido en mi contra, con esta decisión quiero proteger la institución en la que he servido y dedicar todo mi tiempo y energía a probar mi inocencia». La noticia de la dimisión de DSK no ha pillado a nadie por sorpresa, pues el largo proceso judicial que le espera en los Estados Unidos resulta incompatible con la dedicación a dicha institución. Por otro lado, y hasta que no se demuestra su inocencia, es improbable que Khan se presente a las elecciones presidenciales como candidato socialista, tal y como tenía planeado de cara a las presidenciales de 2012 en Francia.


En estos momentos, y tras su renuncia, se abre la veda para todos aquellos candidatos que piensen en erigirse como sucesores de DSK. Por el momento, el segundo de a bordo, John Lipsky, se ha hecho cargo del mando del FMI, aunque antes del embrollo sexual de Strauss-Khan éste tenía pensado abandonar su puesto en el mes de agosto. Según escribe El Mundo, ha sido el secretario del Tesoro estadounidense y principal accionista del FMI, Timothy Geithner, quien ha exigido la pronta dimisión, afirmando que Strauss-Khan no se encuentra en posición de dirigir la organización. Del mismo modo, el ministro británico de asuntos exteriores, William Hague, a reconocido que el francés se encuentra en una tesitura «muy difícil«.

Uno de los pocos que ha expresado su solidaridad con DSK ha sido su amigo Jean-Claude Juncker, primer ministro de Luxemburgo y presidente del Eurogrupo. En un vídeo que te ofrecimos en Qdiario Economía, Juncker no quiso ni oír hablar de dimisión durante una rueda de prensa, alegando que la pregunta del periodista estaba fuera de lugar. «Dominique Strauss-Khan es amigo mío – afirmó visiblemente apenado – y no me gustan nada imágenes que he visto esta mañana en la televisión. Eran profundamente dramáticas y tristes«. Juncker deja que sea la justicia norteamericana quien establezca la culpabilidad de DSK, pero afirma no poder evitar sentirse muy triste.

Recordemos que Strauss-Khan fue detenido por la policía de Nueva York al ser acusado de violencia sexual por parte de una trabajadora del hotel Sofitel en el que se alojaba. La policía le adjudica siete cargos, entre los que se encuentran los de intento de violación, acto sexual ilícito y retención ilegal. En el caso de que no pueda demostrar su inocencia, Strauss-Khan se enfrentaría a una pena que puede llegar a los 20 años de prisión.

Si quieres leer la carta de dimisión de DSK en francés, puedes encontrarla aquí. Para su versión inglesa, pincha aquí.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...