¿Cuánto más caerá el precio de la vivienda?

La especulación de los compradores, el exceso de oferta, las duras condiciones bancarias y la caída del PIB lastran al mercado inmobiliario.

edificio

¿Alguien recuerda cuánto costaba una vivienda durante los últimos años del s. XX? Quizá vaya siendo la hora de echar mano de las hemerotecas y consultar cuáles eran los precios antes de que la burbuja comenzara a hincharse. Solamente así sabremos hasta dónde puede seguir bajando el valor de los inmuebles (como mínimo). Y es que, tras casi seis años de crisis económica, el mercado inmobiliario sigue sin tocar suelo. Algunos analistas cifran la caída de los precios en el 52%, aclarando que esta cifra seguirá aumentando en los próximos meses. Con estos datos en la mano, ¿dónde está el suelo de la vivienda en España?

El primer factor que explica esta dinámica es la simple especulación. Si en 2005 se especulaba sobre cuánto podían subir los precios para realizar una venta más lucrativa, en 2013 son los compradores quienes aguardan pacientes a que el valor siga cayendo. Esto paraliza el mercado y agrava las deudas de bancos e inmobiliarias. El segundo elemento a ponderar es la nula predisposición bancaria a financiar la compra de viviendas.

Dado que las hipotecas no cobradas constituyen el grueso de los activos tóxicos de las entidades, ninguna de ellas quiere enzarzarse en un mercado sin perspectivas claras de recuperación a corto y medio plazo. Paradójicamente, la eliminación de la llamada «cláusula cero» perjudica severamente a los interesados en adquirir un inmueble. La razón es que ahora los bancos y cajas asumirán mayores riesgos y lo repercutirán en las condiciones de los créditos.

Un factor menos tratado pero bastante interesante es el del envejecimiento de la población. Se supone que los colectivos de mayor edad ya poseen una vivienda, por lo que el número de potenciales compradores se reduce cada vez más. Desde luego, las cifras macroeconómicas tampoco hacen ningún favor a este mercado. El mantenimiento de tasas de desempleo superiores al 20% hasta como mínimo 2015 y la caída de la riqueza de los españoles no contribuyen precisamente a la compra de viviendas. Por último, destaca la caída del precio de los alquileres (hasta un 45%).

Fuente: Inversión&Finanzas

Foto: curtis palmer

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...