China constata su desaceleración económica en los primeros meses del año

La economía china sigue perdiendo vigor al reducirse las exportaciones un 15% en el primer trimestre, con una caída de casi el 50% en febrero.

yen

Los tres primeros meses del año han sido suficientes para constatar que la economía china se prepara para crecer, al menos temporalmente, a un ritmo bastante inferior al que nos había acostumbrado desde 2007. Si los preparativos de los Juegos Olímpicos marcaron el inicio de un periodo de notable expansión económica, los avances en materia diplomática del gigante asiático parecen coincidir con una incierta etapa de corrección. En cualquier caso, examinando los principales indicadores macroeconómicos puede decirse China sigue creciendo con fuerza.

La economía china despedía 2014 con una subida del PIB del 7,3%, un dato considerablemente por encima de los países desarrollados. De acuerdo con el dato adelantado del primer trimestre, el crecimiento se ha relajado hasta el 7%, un dato que entra dentro de los cálculos realizados a comienzos de año por las autoridades del país. En consecuencia, asistimos a la constatación de un proceso anunciado y no a una sorpresa, circunstancia que explica, en parte, por qué no ha tenido apenas resonancia la publicación de las primeras cifras de 2015.

Las exportaciones, motor de la economía china en las últimas décadas, retrocedieron un significativo 15% en comparación con el mismo periodo de 2014. Por su parte, las importaciones han caído un 12,7%, un mal dato que, no obstante, permite que la balanza comercial no se resienta en exceso. Esta tendencia sí que ha causado más extrañeza entre los analistas, puesto que se esperaba una recuperación de las exportaciones en marzo que no ha tenido lugar (en febrero cayeron un impresionante 48,3% interanual).

Sobre el retroceso de las importaciones, en estos meses se ha confirmado la debilidad del mercado interno chino. Con las exportaciones a la baja, China tiene que conseguir que sus ciudadanos tiren de la economía, especialmente en ámbitos de consumo hasta ahora considerados lujosos. Como nota positiva, las ventas minoristas han crecido un 10,2% durante el periodo en cuestión, olvidando, eso sí, las impresionantes cifras de hace unos años. Por su parte, el mercado inmobiliario agudiza su caída intertrimestral.

Vía: El blog salmón

Foto: geralt

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...