Castilla y León planta cara a Hacienda por el objetivo de déficit

Todas las fuerzas políticas del parlamento autonómico rubrican un acuerdo sobre financiación autonómica y descartan aplicar medidas adicionales para reducir el déficit.

deficit

El clamoroso incumplimiento del objetivo de déficit comprometido con Bruselas para el ejercicio 2015 ha desatado todo tipo de reacciones políticas. El Gobierno Central se escuda en que las Administraciones Públicas que están a su cargo se han quedado dentro de los márgenes previstos, lo mismo que los ayuntamientos. Los ejecutivos autonómicos, en cambio, sostienen que ellos se hacen cargo de más gastos considerados imprescindibles (educación y sanidad, principalmente) y que por tanto no pueden recortar a su antojo. Castilla y León va un paso más allá.

Con una sorprendente puesta en escena, los seis grupos presentes en las Cortes de Castilla y León aprobaron el pasado 14 de abril una declaración conjunta defendiendo la posición de esa comunidad en el debate sobre los objetivos de déficit y la financiación autonómica. Lo sorprendente del acto estriba en que se trataba de un motín en toda regla contra la autoridad del ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro. Es más, el promotor del acuerdo ha sido el propio presidente castellano-leonés, Juan Vicente Herrera, uno de los grandes barones regionales del PP.

El pacto no entra en detalles de cifras o porcentajes sino que se estructura en catorce puntos en torno a los cuales la Junta de Castilla y León defenderá los intereses de la comunidad. Se critica abiertamente el actual modelo de financiación autonómica, se pide respetar la singularidad de la región y se aboga por garantizar su suficiencia financiera. Como telón de fondo, Castilla y León incumplió el objetivo de déficit del año pasado y Hacienda podría exigirle ajustes adicionales.

El dato definitivo de déficit de la comunidad fue del 1,3%, lo que la sitúa un 0,6% por encima de lo previsto pero la mantiene por debajo de la media del resto de autonomías, que alcanza el 1,6%. En consecuencia, Herrera considera que no tiene sentido hablar de intervenciones o ajustes extraordinarios por una desviación que puede compensarse por otras vías. Desde luego, se esperaba una reacción a las exigencias planteadas por Montoro pero nadie imaginaba que se iniciaría en Valladolid.

Vía: República.com.

Foto: déficit vía Shutterstock

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...