Bruselas ya habla de acotar el espacio Schengen

Las oleadas de inmigrantes en el este y sur de Europa y la amenaza terrorista llevan al Consejo Europeo a pedir un mayor control aduanero.

schengen

Hace algunos meses alertábamos que difícilmente podría mantenerse el espacio Schengen ante las avalanchas de inmigrantes que agolpan en las fronteras más orientales de la Unión Europea (UE). En aquella ocasión, alegábamos temores por parte de determinados gobiernos (Polonia, Hungría, República Checa y Reino Unido, para ser exactos) a que se produjera un repunte de la delincuencia o un colapso de los sistemas de bienestar social. Ahora, la amenaza terrorista ha acabado por llevar a Bruselas a planteare seriamente una revisión del sistema aduanero comunitario.

Aunque no se ha expresado en esos términos, la reunión mantenida el pasado viernes por los ministros de Justicia de la UE dejó muy claro que existe un consenso cada vez más amplio sobre la necesidad de revisar esta cuestión. Oficialmente, los países pertenecientes al espacio Schengen no tienen fronteras entre sí y solo pueden comprobar la condición de comunitario de cualquier ciudadano que quiera entrar en ellos. Sin embargo, sí que existen una serie de circunstancias en la que estos controles pueden endurecerse por motivos de seguridad.

Las conclusiones de la reunión avalan estas medidas excepcionales aunque sin modificar, a priori, los parámetros de la libre circulación de personas, mercancías y capitales. En su lugar, se van a intensificar los controles de acceso para los extra comunitarios. Como principal novedad, los ciudadanos europeos que se hayan desplazado hasta Siria para combatir, presuntamente, con el Estado Islámico, no podrán volver a entrar en Europa. El Consejo Europeo, encabezado por el polaco Donald Tusk, pide ir un paso más allá y reformar algunos aspectos de Schengen.

Donde no hay dudas en lograr una cooperación más estrecha entre los distintos servicios de inteligencia de cada país. También se ha respaldado el proyecto para lograr una lista de todos los pasajeros que tomen vuelos en Europa. Esta información se destinaría a un uso exclusivamente policial y sería muy útil para rastrear los movimientos de presuntos terroristas sin necesidad de autorizaciones específicas. Sea como sea, estas primeras medidas podrían ser la antesala de una revisión más a fondo del marco aduanero.

Vía: Expansión.

Foto: Janossy Gergely / Shutterstock.com

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...