Bruselas da un toque de atención a Grecia para que no desatienda las reformas

El Eurogrupo y la Comisión Europea piden mayor celeridad a Atenas con las reformas aunque sin la tensión de la primera mitad del año.


tsipras

Esta semana se ha producido el casi cantado relevo al frente del Gobierno de Portugal. A pesar de ganar las elecciones, la alianza conservadora encabezada por el Primer Ministro Pedro Passos Coelho se quedó al filo de la mayoría absoluta y su intento de mantenerse en el poder se ha visto abortado por una alianza en la izquierda. Con la intención de dar un aviso colectivo sobre los riesgos de la indisciplina, el Eurogrupo ha suspendido el reintegro de un nuevo tramo del rescate a Grecia.

Aunque puede deberse a una pura casualidad, lo cierto es que llama poderosamente la atención que Bruselas haya decidido mandar un mensaje de dureza con Atenas justo cuando uno de los grandes valedores de las políticas de austeridad ha sido depuesto en su cargo. El pago pendiente alcanza los 2.000 millones de euros pero hay que sumarles otros 10.000 millones que debían ir para recapitalizar a la maltrecha banca griega. A juicio de los ministros de Economía comunitarios, las reformas helenas se han ralentizado en los últimos meses.

En cualquier caso, las acusaciones al Gobierno de Alexis Tsipras no se parecen en absoluto a los ultimátums lanzados durante la primera mitad del año. Ya en las elecciones anticipadas de septiembre pudo verse cómo las autoridades comunitarias se ponían elocuentemente de perfil e incluso parecían ver con buenos ojos a Tsipras. Desde luego, la purga en las filas de Syriza ha favorecido un clima de mayor entendimiento que tanto el comisario de Economía, Pierre Moscovici, como el presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, reconocen abiertamente.

Uno de los detonantes de la suspensión del pago ha sido la decisión del Gobierno griego de prohibir las ejecuciones hipotecarias a familias que perciban menos de 35.000 euros anuales y que tengan viviendas valoradas en 200.000 euros o menos. Lo elevado de las cifras no resulta comprensible para Bruselas, que entiende que el filtro debe suavizarse notablemente porque no es coherente con la situación económica de Grecia. Sea como sea, Dijsselbloem entiende que la inesperada cita electoral ha trastocado los plazos previstos.

Foto: 360b / Shutterstock.com

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...