La Fed acaba con la expansión cuantitativa en pleno rally del dólar frente al euro

La espectacular mejora del empleo y la consolidación del crecimiento económico fuerzan a la Reserva Federal a finalizar el QE3 y a pensar en subir tipos.

reserva federal

La Reserva Federal dio por finalizado su controvertido programa de compra de bonos y estímulos económicos el pasado miércoles. Lo hace en un momento en el que la fortaleza de la economía norteamericana parece haber recuperado casi todo el brillo perdido durante la Gran Recesión (que, paradójicamente, no fue tan grande en Estados Unidos). Con este movimiento, la Fed inicia una nueva etapa con la vista fijada en una próxima (aunque no cercana) subida de los tipos de interés. Un panorama diametralmente opuesto al europeo.

Janet Yellen llegó a la presidencia de la Fed con una aurora de continuidad respecto al polémico Ben Bernanke. Sin embargo, la ex gobernadora del Banco Federal de San Francisco ha demostrado una clara independencia respecto a cualquier tipo de postura y ha compatibilizado aspectos propios del intervencionismo con acciones encaminadas a otorgar mayor libertad al mercado. En suma, ha acabado definitivamente con el Quantitative Easing (QE) o expansión cuantitativa tras tres ediciones y ha dado por finalizada la compra masiva de bonos. La progresividad en la retirada ha evitado un pánico bursátil.

Ciertamente, la economía estadounidense presenta claros signos de no necesitar más respiración asistida. Según el último dato de paro, la tasa de desempleo se sitúa en el 5,9%, el nivel más bajo desde 2008. Paralelamente, el ritmo de creación de empleo se ha intensificado durante los dos últimos años, ya que a mediados de 2013 la tasa de paro era del 7,6%. Todo ello ha venido acompañado de un crecimiento bastante importante del PIB, que acumula cuatro ejercicios subiendo un 2,25% de media al año.

Frente a esta realidad, Europa languidece ante el fantasma de una tercera recesión y sigue sin encontrar una hoja de ruta sólida y consensuada para salir del atolladero. El euro ha acusado esta incertidumbre y ha perdido gran parte de la ventaja respecto a un dólar que gana posiciones rápidamente. Al cierre de esta edición, la moneda única caía un 0,57% en el cruce con la divisa norteamericana y se situaba en 1,256 dólares.

Vía: Expansión.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...