¿Holdear o vender? Las actitudes posibles para ganar o perder

¿Qué se debe hacer cuando a tus criptomonedas les cambia el valor de manera drástica? ¿Holdear o vender?

Esta es la pregunta que se hacen inversores y aficionados a las criptomonedas. ¿Holdear hasta que tus activos pasen a valer 0.0000000000000001? ¿O salir con todo el honor posible para vivir otro día e intentar dar un pelotazo distinto? ¿Holdear incluso si vas ganando dinero? ¿O vender rápido? El mundo de los traders se dividen entre aquellos que saltan rápidamente del barco cuando ven el primer charco de agua en el mismo, y los que se quedan esperando, con esperanza, que la marea no suba y no los arrastre hasta las profundidades. Lo mismo ocurre en el lado opuesto.

¿Qué es más rentable hacer? A decir verdad, nadie te puede dar una recomendación objetiva sobre cuál es la mejor decisión. Primero, depende de cada situación en la que te encuentres. Segundo, ambas posibilidades pueden ser una buena y una mala decisión. Son las dos caras de una moneda y nunca se sabe qué va a pasar o si habrías hecho lo correcto. Pero es lógico, porque de otra manera todo el mundo sería millonario y estaríamos tomando decisiones acertadas a diario.

Lo que sí es cierto es que, con el paso del tiempo, cada vez va siendo más fácil tomar una decisión. La experiencia te ayudará a formarte y a crear una personalidad que te ayude de manera que te puedas poner cara a cara ante las decisiones de una forma firme. Llegará un momento en el que puedas llegar a ver claramente cuándo todas las señales apuntan a que esa criptomoneda se va a ir al garete o cuándo esté claro que te encuentras ante un dip que luego irá hacia arriba y te podría aportar mucho.

Decisión 1: holdear por si acaso mejora

En clave de humor, hay muchos vídeos que circulan por la red que te recomiendan holdear a muerte, hasta que cumplas tus objetivos por locos que sean. No es que estén equivocados, pero la lógica también dice que holdear es algo que tiene que terminar acabando en algún momento. Porque todo lo que sube, baja. El problema es obsesionarse con el hold y no soltar prenda ni cuando está claro que has llegado al ATH (precio máximo histórico).

El holdeo a muerte tiene que tener un final. Si una criptomoneda que tenías en cartera ha hecho un x100 o incluso un x1000, ¿realmente quieres seguir holdeando? Lo más inteligente sería vender, hacer caja y utilizar los ingresos para volver a comprar en el dip. No ganas nada holdeando hasta el día de mañana. La duda está en cuándo hacer la venta. Eso es algo en lo que tienes que arriesgarte. Si vendes a 10 y continúa subiendo hasta 12 antes de bajar a 8, no es que hayas cometido un error. Has acabado ganando mucho dinero, porque tú, por ejemplo, entraste a 5. Si hubieras esperado hasta 12, hubieras ganado más. Pero si tu plan era esperar hasta 13, te habrías encontrado vendiendo en 10, 9 o incluso 8.

Nosotros te hablamos desde la experiencia: esto le ha pasado a todo el mundo. Intenta no ser demasiado codicioso, porque como siempre se dice, quien intenta abarcar mucho, al final se queda sin nada. Es mejor ir a lo seguro y, al menos, hacer una buena caja sin exponerte a riesgos.

Decisión 2: vender en cuanto mejora el valor

Otra de las opciones a las que podemos recurrir es a la de vender a lo loco en cuanto vemos que nuestra cartera ha mejorado un poco de valor. Tampoco es una buena idea. Siguiendo el ejemplo que antes mencionábamos. Pongamos que has comprado en 5 y que se aprecia una tendencia alcista. El valor de la criptomoneda ya ha llegado a 7 y, aunque eso no parezca que esté bajando, porque no hay ni una vela roja por pequeña que sea, tú decides que vas a vender.

Vas a vender en 7, cuando, por ejemplo, sabes que esa criptomoneda va a tener un momento de calentón dentro de 5 horas cuando se lance un servicio que la use como pago. ¿Estás cometiendo un error? Claramente. Si la situación es tan positiva, lo que tienes que hacer es seguir holdeando hasta que se produzca ese punto de inflexión que está por venir.

Por ejemplo, si hablamos de un juego NFT que está en ascenso y la compañía del mismo anuncia que habrá un update con un nuevo modo de gameplay, puedes esperar que esa actualización haga que el valor aun aumente más. Así que todavía no vendas. Espera a que se publique el update mantén los gráficos abiertos para ver cómo se gestiona el mercado en vivo. En Poocoin, por ejemplo, puedes ver todas las operaciones que se realizan, tanto entrantes como salientes.

Decisión 3: holdear incluso cuando se hunde el barco

Eres libre de mantener la esperanza, pero en algunas situaciones, se ve claramente que no hay solución para algunas criptomonedas. En ese tipo de casos es cuando tienes que ser objetivo y ver que las cosas se han ido a pique y que no hay solución. Todo dependerá de cómo se encuentre el valor en ese momento para que sea más recomendable salir huyendo con ese honor limpio del que hablábamos o que, al final, convenga más quedarse hasta que todo se venga abajo.

Hay distintos factores que pueden influir, como la cantidad que tengas invertida. Si son unos pocos euros, posiblemente no te importe quedarte hasta el final, por si acaso suena la flauta y al final te acabas haciendo millonario por una subida repentina. Pero si ya has perdido mucho dinero, es posible que quieras recuperar antes de perderlo todo.

No obstante, como los traders dicen, recuerda que, en las criptomonedas, solo pierdes en el momento en el que vendes. Hasta que vendes, sigues teniendo la misma cantidad de criptomonedas que compraste originariamente, aunque el valor de ellas ya no sea el mismo. Es importante diferenciar, porque eso es algo que ha hecho que más de una persona haga una fortuna por holdear cuando debería haber vendido.

Decisión 4: vender si las cosas se ponen un poco mal

Una opción con las shitcoins, por ejemplo, es salirte rápido haciendo un x2, y asegurarte de no haber perdido nada. No solo eso, sino que habrás multiplicado al doble lo que pusiste originariamente. No te va a cambiar la vida, y seguramente sea una cantidad tan pequeña que no va a suponer un gran movimiento para tu cartera. Pero la operación quedará grabada en tu registro y en tu perfil de manera que posiblemente te ayude en el futuro a continuar haciendo que tu patrimonio aumente.

Decisión 5: holdear y comprar en el dip

Una locura, al menos en algunos casos. Pero de soñadores está el mundo lleno. Pongamos que has comenzado a comprar una criptomoneda y que esta se está “yendo al guano” (en jerga cripto, lo mismo que perder cualquier tipo de valor). En esa situación es cuando, como decíamos antes, puedes vender y mantener el honor, o holdear para hundirte con el barco. Una tercera opción es no solo holdear, sino además incrementar tu patrimonio de la criptomoneda aprovechando que está en dip y que el precio es tan ridículamente bajo que resulta incluso más barato de lo que pagaste originariamente.

¿Es un plan recomendable? Normalmente no. Pero nunca se sabe qué puede pasar. Y recuerda: cuando holdeas, no esperes hacerlo durante uno o dos meses. Hay quienes han holdeado critpomonedas durante años hasta que han visto cómo la historia cambiaba y reforzaba ese valor, haciéndose millonarios en el proceso. Nunca se sabe.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...