El yen vuelve a subir

Tras la grave crisis económica sufrida en Japón a raíz del terremoto que se costó miles de vidas y destrozó la central nuclear de Fukushima, la agencia de calificación Moody’s ha vuelto a dar un golpe de efecto con la rebaja de la nota de la deuda nipona a una AA3. Desde el gobierno japonés se acusa a los inversores de provocar la subida del yen, que tendrá que ser de nuevo intervenido para no cargar al sector de la exportación.

No hace mucho comentaba en una noticia relacionada con Japón que la agencia Moody’s había rebajado la nota de la deuda nipona de una AA2 a una AA3. De forma resumida, decía que el terremoto, la consecuente crisis de la energía atómica con la fractura de la nuclear de Fukushima, los continuos cambios de gobierno y la subida del yen, lo cual merma las exportaciones del país asiático, son las causas que pueden explicar la decisión tomada por la prestigiosa agencia de calificación. En relación a este último punto, la subida del yen, estaría bien hablar un poco sobre las medidas que el gobierno de Naoto Kan está tomando al respecto.

Naoto Kan

Y es que Japón se está viendo sorprendida por los cuatro costados. Así, recientemente, el diario El Economista publicaba que el viceministro nipón de Finanzas Takehiko Nakao había culpado “a los especuladores de la reciente subida del yen”. En este sentido, se afirmaba que “existe también la preocupación de que la fortaleza del yen suponga un duro golpe a los exportadores nipones al disminuir su competitividad y reducir sus beneficios en el exterior a la hora de repatriarlos, justo en un momento en el que luchan por recuperarse de los efectos de la tragedia del 11 de marzo”. El resultado lo dice todo.

Como respuesta a esta situación económica, continúa el diario digital, “el Gobierno nipón podría intervenir el yen después de que el día 19 de agosto se intercambiara momentáneamente en Wall Street en la banda alta de los 75 yenes y superara su mínimo histórico desde la II Guerra Mundial, según ha informado este sábado la agencia Kyodo”. Y es que “el dólar se llegó a intercambiar a 75,95 yenes, y rompió su récord de posguerra registrado en 76,25 yenes el pasado 17 de marzo tras el terremoto y posterior tsunami que asoló el noreste del país”. La situación es bastante grave.

Además, cabe recordar que Japón es una de las economías que más ha caído desde el inicio de la crisis y su endeudamiento comienza a preocupar. La deuda ha ascendido al 200% de su PIB, siendo la potencia industrializada que más lo ha hecho en los últimos años. Además, el problema del yen no ayuda, sino al revés: echa más leña al fuego. Como precedente se tiene la intervención del gobierno japonés en la moneda el pasado 4 de agosto, lo cual sirvió para calmar los ánimos dentro del sector exportador, pero no solucionó el problema.

Foto: World Economic Forum

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...