¿Cómo proteger mis criptomonedas?

Te damos consejos para que puedas tener tus criptomonedas a buen recaudo y que nadie te robe tus posesiones.

Si has comenzado a invertir en criptomonedas, es posible que te preocupe tener dinero y no tener acceso al mismo “físicamente”. Si bien lo cierto es que no hay tanta diferencia a tenerlo en un banco, sí es verdad que el desconocimiento de las criptomonedas genera desconfianza.

¿Qué es lo que se puede hacer para evitar problemas de seguridad? ¿Cómo aumentar la seguridad de tus criptomonedas para que ningún hacker te las robe? Hay distintos consejos que te vamos a dar para que puedas blindarte.

1. Proteger tu frase semilla

La frase semilla es la medida de seguridad “definitiva” de las wallets en las que se guardan las criptomonedas. Se trata de una serie de palabras que siempre hay que tener guardadas y protegidas. Son como la clave numérica que utilizan los bancos. Está formada por varios términos al azar que, cuando te identifiques en tu wallet, tendrás que introducir rellenando las posiciones que se te soliciten.

La frase semilla siempre hay que protegerla y nunca hay que compartirla con nadie. Puedes necesitarla para firmar algunas operaciones determinadas, pero normalmente no es necesaria. Ten mucho ojo con los lugares donde introduces tu frase semilla, puesto que podrías estar exponiéndote a que te roben el acceso a tu monedero.

2. No firmar contratos sin ton ni son

Los contratos pueden ser un riesgo. Suelen saltar cuando entras en páginas web que utilizan criptomonedas como forma de acceder a los servicios. Por ejemplo, juegos NFT. Para jugar, tienes que firmar el contrato. El problema es que puede haber páginas scam en las que te intenten estafar para que firmes un contrato en el cual acabes escaldado. Por ello, es importante que te asegures bien de dónde estás entrando y de lo que vas a firmar, para así evitar cualquier tipo de problema.

3. No hagas trading con monedas extrañas

¿Te has encontrado en tu wallet con criptomonedas que no conoces? Es posible que hayas descubierto que tienes una gran cantidad de tokens de criptomonedas que no te suenan, pero que aparentemente tienen un valor (mayor o menor, pero que tienen valor). Es muy probable que tu primera reacción, al ver esas criptomonedas, sea la de pensar en venderlas. Porque si las tienes y no las quieres, ¿Qué duda hay? Venderlas parece muy lógico.

¡Pero se trata de un error! Esas criptomonedas te las han enviado con intenciones fraudulentas. Lo que ocurrirá, cuando hagas su venta, es que le estarás dando acceso a tu wallet a quienes te mandaron las criptomonedas en primera instancia. Todo era un truco para saquear tu cuenta y dejarte a 0. Por ello, si te encuentras con ese tipo de criptomonedas, simplemente ignóralas. Es algo que ocurre de manera más frecuente de lo que puedas imaginar.

Por ejemplo, pasa mucho al conectar tu wallet a Poocoin. Aunque esta plataforma tiene muchos usos interesantes, también se trata de un foco de infección que resulta tener controlado. Nuestro consejo es muy claro: ten un registro de tus criptomonedas para saber, en todo momento, cuál es tu cartera. Si te encuentras algo que no has comprado, no hagas nada con ello. Pero recuerda, porque a veces hay airdrops a los que te apuntas y, quién sabe, puede haberte llegado de esa forma. Investiga para salir de dudas.

4. Compra una wallet fría

Son dispositivos de hardware físico que se ocupan de proteger tus criptomonedas. Una vez has conectado tu wallet digital, como Metamask, lo que hará la wallet fría es crear una protección a su alrededor que hará que nunca se pueda acceder a ella sin verificación. Es decir, se creará un sistema de cobertura que conseguirá que tu cartera esté totalmente segura.

Por lo tanto, sí, la wallet fría es imprescindible. En el momento en el que comiences a operar con criptomonedas y dispongas de cierta cartera, necesitarás protegerla. Hay distintas opciones entre las que elegir. Lo que debes tener en cuenta es que siempre tienes que comprar estos dispositivos de hardware directamente en el fabricante. Si decides hacer la compra en Amazon, por ejemplo, te expondrías a recibir una wallet fría que haya sido modificada o que esté preparada para robarte todas tus criptomonedas.

Por desgracia, eso es algo que ocurre más de lo habitual. Si necesitas una recomendación, una de las mejores opciones en este sentido es Trezor, la cual aporta un alto nivel de eficacia y efectividad que están a la altura de las circunstancias.

5. Protege tu ordenador

El acceso a tu wallet, como Metamask, lo haces con el ordenador. Eso significa que es muy posible que tengas los datos correspondientes a la misma almacenados en tu equipo, en alguna carpeta, en un archivo de texto o incluso con un nombre de documento demasiado claro. ¿Qué pasaría si alguien instala un spyware en tu ordenador y les da acceso al mismo a los hackers? Podría implicar que vieran tu frase semilla y que todo se fuera al garete en cuestión de minutos.

Por ello, si operas y haces trading desde tu ordenador, es fundamental que lo protejas al máximo y así te asegures de que nadie puede llegar a tener acceso a tus datos.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, media: 3,00 de 5)
3 5 2
Loading ... Loading ...