Cómo invertir en criptomonedas en 5 pasos

Te explicamos en cinco sencillos pasos cómo introducirte en el mundo de las criptomonedas y el Bitcoin.

Si te ha picado el gusanillo del Bitcoin y quieres saber cómo invertir en criptomonedas, te tenemos cubierto. A primera vista, puede parecer algo excesivamente complicado. No obstante, todo es cuestión de perspectiva y de lanzarse a la piscina.

Es mejor hacerlo, en cualquier caso, con una guía y unas indicaciones que te ayuden a romper el hielo. Presta atención a los cuatro pasos que tienes que llevar a cabo y que son, a grandes rasgos, lo único que te separa de comenzar a invertir en criptomonedas.

1. Prepara tu presupuesto

Nunca inviertas nada que no te puedas permitir perder. ¿Cuál sería tu reacción si, 30 minutos después de invertir en una criptomoneda, lo pierdes? ¿Cómo cambiaría tu vida? ¿Es algo que vaya a ocurrir? No lo sabemos, pero podría pasarte. También podría ser que, en esos 30 minutos, dobles la cantidad inicial que tenías. Lo cierto es que todo es posible.

Por ello, tienes que ponerte en la peor de las situaciones. Eso te ayudará a saber cuánto te puedes permitir perder. Y, por otro lado, te ayudará a estar listo. Como dicen algunos expertos “espera lo mejor, pero prepárate para lo peor”.

Asimismo, hay muchas personas que, cuando van a empezar, piensan en las criptomonedas como una cuenta de ahorro en la que, por ejemplo, depositar cada mes 50 euros. No sería un mal planteamiento salvo por un detalle: las comisiones. La cuestión es que, en la mayor parte de los casos, para cargar tu wallet de criptomonedas, tendrás que hacer un pago de una comisión que se te cargará en tu cuenta bancaria o tarjeta. A veces es fija y, en otros casos, proporcional a tu ingreso. También se puede dar el caso de que el exchange que vayas a utilizar no permita hacer una carga pequeña, sino que tenga una barrera mínima que haya que superar. Por ello, es más recomendable reunir el ahorro de dos meses y hacer el ingreso entonces.

2. Abre una cuenta en un exchange

Un exchange es la plataforma en la que hacer el intercambio de dinero clásico (conocido como dinero fiat) por criptomonedas. No es un banco, aunque normalmente los exchanges tienen su propia wallet (monedero virtual) donde dejar tu dinero aparcado de una manera segura.

Para comenzar, el exchange que te recomendamos, por el soporte que tienen y su solidez, es Binance. Una vez estés dentro de Binance, tendrás que hacerte una cuenta de usuario y verificarla. El proceso de verificación puede ser un poco pesado y obtuso, pero es necesario para mantener la seguridad del sistema.

3. Compra tus criptomonedas

Cuando ya tengas tu acceso completo, podrás elegir un método con el cual introducir tu dinero. El más rápido es por medio del uso de tu tarjeta de crédito. Elige la cantidad de euros que vas a utilizar y la criptomoneda que vas a adquirir. Puedes realizar tu compra directamente en este exchange y, por ejemplo, cambiar tus euros por Bitcoin. Otra opción es cambiar tus euros por BUSD, una stablecoin, lo que significa que su valor siempre va a mantenerse. En este caso, se trata del dólar digitalizado, más exactamente el Binance USD.

Lo que harías sería poder utilizar tus BUSD para comprar las criptomonedas en otro momento dependiendo de los movimientos del mercado.

4. Opera con tus criptomonedas

Ahora ya tienes criptomonedas. Solo tienes que seguir las gráficas del mercado para ver cómo su valor oscila, tanto hacia arriba como hacia abajo. En este punto, tus criptomonedas estarán en la wallet que te proporciona Binance y que se ocupa de respaldar tus fondos.

Puedes usar esas criptomonedas para hacer staking en alguna de las campañas promocionales que tenga Binance. Eso significa que pondrás tus criptomonedas a minar alguna nueva criptomoneda (otra distinta, claro está) y que recibirás una cantidad determinada como recompensa en proporción al tiempo que hayan estado. No obstante, puedes retirar tus criptomonedas cuando quieras y llevarte lo que te corresponda por haberlas tenido depositadas (y en este proceso no hay ninguna comisión de por medio).

También puedes, directamente desde Binance, hacer cambios con esas criptomonedas. Pongamos que, en tus primeros días, tus criptomonedas han aumentado al doble de su valor. Si ahora las vendes, obtendrás un importante margen de beneficio. Puedes cambiarlas por BUSD, lo que hará que recuperes tu inversión original y que, además, tengas una cantidad adicional que has obtenido por tu gestión. O puedes cambiarlas por otra criptomoneda a la que le hayas echado el ojo.

5. Manda tus criptomonedas a una wallet segura

Binance tiene un buen servicio, pero no es una idea del todo recomendable tener todas tus criptomonedas alojadas en su web. Es mejor enviarlas a un monedero que te aporte más seguridad, normalmente a través de una frase y palabras semillas que solo tú conocerás.

Además, tener tu saldo de criptomonedas en esas wallets te favorecerá en la posibilidad de usar otros exchanges, como los que se usan para comprar shitcoins. Para que puedas aventurarte a partir de este punto, te recomendamos Metamask como wallet, y Pancakeswap como exchange. Te contaremos más sobre ello en una próxima ocasión.

Pero, por ahora, ¡ya has comprado criptomonedas! Puede ser uno de los viajes más emocionantes de tu vida, pero recuerda que nunca debes dejar de aprender y que nunca hay que arriesgar demasiado. Asimismo, te lo avanzamos: no te vas a hacer millonario en cuatro días. Para hacerlo, tendrías que viajar al pasado y comprar Bitcoin.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...