WWF critica los planes de prevención y restauración de incendios españoles

WWF critica que los planes de reforestación y prevención de incendios son ineficaces, y avisa que podrían evitarse los incendios con una anticipación de 20 años.

Ahora que el verano ya está aquí y hemos sufrido los primeros incendios de la temporada, es un buen momento para echar la vista atrás y reflexionar sobre si los planes de prevención y restauración de los fuegos son correctos. Eso mismo ha hecho la ONG ecologista WWF, que critica la «ineficacia» de los programas de restauración que ponen en marcha los diferentes gobiernos, a su juicio incapaces de restaurar el daño caudado por el fuego.

Esta es una de las conclusiones del informe que WWF y la fundación AXA han realizado bajo el nombre ‘Los bosques después del fuego’. En él, la ONG añade que los grandes incendios pueden evitarse hasta 20 años antes de que el monte empiece a arder, y se lamente del gran desconocimiento que hay sobre las posibilidades de prevención de nuevos incendios que tienen los programas de restauración de los montes tras el fuego.

Lourdes Hernández, responsable de la campaña de bosques de los ecologistas, recalcó en la presentación del informe que a la hora de restaurar los bosques afectados por el fuego hay que diseñarlos con visión de futuro, para que recuperen la productividad, tengan agua, se regulen las escorrentías o se regenere el suelo. Además, invitó a las administraciones a apostar por otro modelo forestal que permita evitar incendios tanto a corto como a largo plazo.

WWF destaca que en aquellas comunidades donde se introdujo un sistema forestal de aprovechamiento rápido (Valencia, Aragón, Galicia) se producen el 80% de grandes incendios forestales, lo que habla de la necesidad de cambiar el modelo de bosques. La ONG también ha valorado positivamente los esfuerzos del Gobierno en extinción, pero se lamenta por los pocos programas de prevención y restauración que hay. Entre las medidas propuestas por Hernández para los bosques españoles destacan las siguientes:

  • -Apostar por bosques autóctonos, mixtos e irregulares, masas abiertas que se integren en un paisaje diverso formando un mosaico
  • -Incluir los montes privados en los planes de restauración. Suponen el 70% de la masa forestal española, aunque las administraciones solo actúan en el 30% de bosques públicos
  • Mantener medidas disuasorias como prohibir el cambio de uso del suelo o evitar el pastoreo en zonas quemadas, y parar los pies a las comunidades que quieren cambiar las normas autonómicas para que tras un incendio el terreno pase de forestal a agrario
  • -Aprovechar los avances científicos sobre la prevención y reparación, implicar a la población local en el proceso y antes de actuar analizar la zona afectada para tomar la mejor decisión posible

Vía: Europa Press

Foto: Contando Estrelas

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...